Trece muertos en ataque de Boko Haram a universidad | El Mundo | DW | 17.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trece muertos en ataque de Boko Haram a universidad

Un grupo de milicianos ingresó al recinto, en la ciudad de Kano, disparando indiscriminadamente con fusiles AK.47.

El norte de Nigeria nuevamente volvió a ser escenario de un ataque de la milicia islamista radical Boko Haram, que este miércoles (17.09.2014) dejó 13 estudiantes muertos y 47 heridos en una operación lanzada contra la Universidad Federal de Educación de la ciudad de Kano, una de las zonas más castigadas por los insurgentes, que aspiran a formar un estado islámico en distintos territorios de ese país africano.

“Detectamos movimientos de algunas personas en torno a la universidad, pero se introdujeron rápidamente disparando y comenzaron a tirar bombas”, explicó el comisario de Policía, Adenrele Shinaba. Los sujetos, cuyo número no se ha podido establecer, asesinaron a los guardias de seguridad del recinto, que se encontraban en la entrada principal, y luego abrieron fuego contra los alumnos.

Luego irrumpieron en el centro universitario, mientras los alumnos intentaban huir del edificio, presas del pánico. Una vez en el lugar, los terroristas lanzaron varios artefactos explosivos y continuaron disparando de forma indiscriminada con fusiles de asalto AK-47. “Nuestros hombres todavía están ahí. Me han dicho que aún hay mucha gente en el lugar”, dijo el portavoz militar de Kano, el capitán Okechukwu Eze, a la agencia Reuters.

Nueva estrategia

Boko Haram, que se declara contrario a la educación que llaman “occidental”, ha puesto como uno de sus objetivos principales a la comunidad educativa. En los últimos tres meses ha lanzado ataques contra tres centros de formación, sin contar con el secuestro de más de 200 estudiantes, muchas de las cuales siguen en manos de los milicianos y sobre cuyo paradero el gobierno de Nigeria no tiene el más mínimo rastro.

Las autoridades nigerianas han asegurado que han reforzado las medidas de seguridad en la ciudad de Kano, la tercera más grande del país con más de tres millones de habitantes, donde ya patrullan soldados del Ejército por las calles. El movimiento radical ha cambiado de estrategia y pasó de centrarse en las fuerzas militares a atacar a la población civil, causando gran número de víctimas mortales en los últimos meses.

DZC (EFE, Europa Press)

ADVERTISEMENT