¿Transición? No, ¡revolución! | Deportes | DW | 06.05.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

¿Transición? No, ¡revolución!

El entrenador Joachim Löw dio a conocer hoy la nomina del equipo que representará a Alemania en el Mundial de Sudáfrica cuya base es el Bayern y una camada de jóvenes talentos que personifican una revolucionaria trans

La selección alemana de fútbol posa antes del partido clasificatorio contra Finlandia, el 14.10.2009.

La selección alemana de fútbol posa antes del partido clasificatorio contra Finlandia, el 14.10.2009.

En el Museo Mercedes Benz, en Stuttgart, Löw presentó ante la prensa los nombres de 27 jugadores de entre los cuales, a más tardar el 1 de junio, saldrá la lista definitiva de 23 que vestirán el uniforme de Alemania en el Mundial, ellos son: los arqueros Jörg Butt (Bayern Múnich), Manuel Neuer (Schalke 04), y Tim Wiese (Werder Bremen); los defensas Dennis Aogo (Hamburgo), Holger Badstuber (Bayern Múnich), Andreas Beck (1899 Hoffenheim), Jerome Boateng (Hamburgo), Arne Friedrich (Berlín), Marcell Jansen (Hamburgo), Philipp Lahm (Bayern Múnich), Per Mertesacker (Werder Bremen), Serdar Tasci (Stuttgart), y Heiko Westermann (Schalke 04); los mediocampistas Michael Ballack (FC Chelsea), Sami Khedira (Stuttgart), Toni Kroos (Bayer Leverkusen), Marko Marin (Werder Bremen), Mesut Özil (Werder Bremen), Bastian Schweinsteiger (Bayern Múnich), Christian Träsch (Stuttgart), y Piotr Trochowski (Hamburgo); así como los delanteros Cacau (Stuttgart), Mario Gomez (Bayern Múnich), Stefan Kießling (Bayer Leverkusen), Miroslav Klose (Bayern Múnich), Thomas Müller (Bayern Múnich) y Lukas Podolski (Colonia).

Flash-Galerie Deutschland Fußball WM-Kader 2010 Joachim Löw Pressekonferenz

Joachim Löw (izq.), durante la presentación de los nominados el 06.05.2010.

¡Abran paso!

Pese a que se esperaba que algo así sucediera, no eran muchos los expertos que contaban con ello; por eso no dejó de causar sorpresa que el entrenador Joachim Löw optara por convocar a tantos jóvenes talentos en la "plantilla ampliada", y no es improbable, revisando la lista, que la mayoría de ellos termine en el equipo que jugará el Mundial.

El llamado a Holger Badstuber y Denis Aogo es el mejor ejemplo de cómo el seleccionado alemán le apuesta a los aportes de los juveniles; ninguno de estos dos jugadores ha vestido con anterioridad el uniforme nacional, ninguno de los dos ha acumulado minutos en partidos oficiales en la selección de mayores, y muy a pesar de ello el entrenador confía en sus cualidades y señala que "han jugado una gran temporada" como justificación a su decisión.

Pero Badstuber y Aogo no son los únicos símbolos de la transición generacional, en la convocatoria también se encuentran nombres de futbolistas que apenas si han acumulado minutos con la selección: Thomas Müller (hasta hace un año un completo desconocido), Jerome Boateng (quien debutó en el equipo de mayores hace poco más de 6 meses), Serdar Tasci, Sami Khedira, Toni Kroos (uno de los más grandes talentos del futbol alemán de los últimos tiempos), Marko Marin, Mesut Özil y Christian Träsch.

Sin titular

A ellos se podría sumar también el portero Manuel Neuer, quien pese a su juventud (23 años) sería el llamado a convertirse en titular de la selección tras el abandono, debido a una fractura de costilla, de quien ocupaba ese puesto, Rene Adler, del Leverkusen. El entrenador Löw, sin embargo, se negó a depositar inmediatamente su confianza en el juvenil del Schalke, por el contrario anunció que la batalla por la posición está abierta y que sólo durante la concentración se sabrá quién -Neuer, Wiese, o Jörg Butt (quien llena la plaza de Adler)- defenderá el arco alemán en Sudáfrica.

Una situación similar se prevé en la línea defensiva por la posición de central; aún no es claro qué jugador acompañará a Peer Mertesacker y el entrenador Löw no ocultó la simpatía que tiene por Badstuber, a quien "veo a la larga llenando ese puesto".

Cuarteto inseguro

Cómo en la convocatoria aparecen 27 nombres, 4 más de los que finalmente harán parte del equipo que disputará el Mundial, es claro que para un cuarteto de futbolistas el sueño de ir a Sudáfrica puede terminar en la puerta de abordaje del avión que transportará a la selección al evento.

En la delantera se estima que de los 6 atacantes convocados 2 no emprenderán el viaje al Mundial, y teniendo en cuenta que Klose, Podolski y Gómez son fijos, el cuarto cupo se lo disputan Müller, el brasilero nacionalizado alemán Cacau, y Kießling, el más efectivo goleador alemán de la temporada.

La decisión para Joachim Löw no será fácil. Tampoco lo será el desprenderse de otros dos convocados, pero la respuesta se la entregará la velocidad con la que se integren al grupo y rindan en las prácticas Badstuber y Aogo (novatos), Jansen y Khedira (quienes vienen apenas recuperándose de una lesión), Kroos, Träsch, Marin y Trochowski (obligados a convencer).

Premio consuelo

Con miras al partido de beneficencia contra Malta, que se jugará el 13 de mayo sin la participación del capitán alemán Michael Ballack y los futbolistas de Bremen y el Bayern (quienes aún tienen finales por disputar con sus clubes), Löw convocó a 5 jugadores con perspectivas", ello son: el guardameta Tobias Sippel (Kaiserslautern); los defensas Mats Hummels (Dortmund) y Stefan Reinartz (Bayer Leverkusen); al igual que los volantes Kevin Großkreutz (Dortmund) y Marco Reus (Moenchengladbach).

Para este quinteto, considerado entre lo mejor que tiene la nueva generación del fútbol alemán, esa convocatoria es una especie de "premio de consolación", que no tendrá ningún efecto práctico ya que no es candidato al Mundial de Sudáfrica, a donde Alemania, de todas formas, llegará cargado de esperanzas con muchas nuevas caras.

Autor: Daniel Martínez
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda