Torta Pasqualina con espinacas y queso | Con sabor y saber | DW | 08.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Con sabor y saber

Torta Pasqualina con espinacas y queso

(Para 4 a 6 personas)

 

Para la masa:

Un molde de horno de 26 cm de diámetro
500 g de harina de trigo 
1 cdta. de sal
4 cdas. de aceite de oliva 
Vinagre
Agua
Además:
Harina para ayudar a amasar
Aceite neutro para pincelar la masa

 

  • Mezclar la harina con la sal, el aceite de oliva y unos 250 ml de agua templada, y amasar bien. Se puede añadir un chorrito de vinagre para que la masa quede más elástica.
  • Dividir la masa en 6 trozos iguales, y formar con ellos pequeñas bolas.
  • Espolvorearlas con harina, cubrirlas con un paño y dejarlas reposar en la nevera durante al menos una hora.

 

Para el relleno:

1 kg de acelgas o espinacas
2 huevos 
200 g de queso fresco de oveja
80 g de parmesano
400 g de ricotta 
5 cucharadas de pan rallado
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 puñado generoso de preboggión o mezcla de hierbas regionales
Aceite de oliva
Sal y pimienta  

 

  • Sofreír la cebolla y el ajo picados. A continuación, saltear las acelgas o espinacas, junto con las hierbas, y sazonar al gusto. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.
  • Triturar el queso feta con un tenedor, y mezclarlo con la ricota y el parmesano rallado. Reservar.
  • Añadir el pan rallado a la mezcla de espinacas y hierbas, ya templadas. A continuación, incorporar dos huevos y la mitad de la mezcla de tres quesos hasta obtener una masa homogénea. La otra mitad del queso se utilizará más tarde.

 

 

Para rellenar la torta:

Aceite vegetal
6 huevos
50 g de mantequilla
Sal y pimienta

 

  • Precalentar el horno a 200°.
  • Sacar la masa de la nevera.  Extender cada una de las bolas por separado en una superficie enharinada hasta que tengan 2 o 3 mm de espesor. Utilizar las manos para estirar aún más la masa y que quede lo más fina posible, con cuidado de no romperla.
  • Untar el molde con aceite e introducir la primera capa de masa de modo que sobresalga un centímetro del borde del molde. Pincelar con aceite. Repetir el proceso con otras dos capas de masa, cada una de ellas (excepto la última) pincelada con aceite para que la base quede crujiente. 
  • Extender el relleno de verduras y queso de manera uniforme sobre la base y hacer 6 cavidades con el dorso de una cuchara sopera. Introducir en estas cavidades un huevo y algo de mantequilla. Por último, salpimentar y cubrir el relleno con la otra mitad de la mezcla de tres quesos. 
  • Para la parte superior de la torta: extender las bolas de masa restantes para formar capas finas, e ir superponiéndolas para cubrirla, untando con aceite entre medias. Enrollar los bordes hacia dentro y cerrarlos de forma decorativa.
  • Aprovechar los restos de masa para hacer motivos variados (por ejemplo hojas o flores) con las que decorar la torta. Hacer algunos agujeros antes de meter al horno, con cuidado de no romper las yemas de los huevos. Pincelar con aceite.
  • Hornear 30 minutos a 200°, y después entre 50 y 70 minutos a 180° hasta que la torta quede dorada.
  • Dejar enfriar en el molde durante al menos una hora, luego desmoldar y dejar reposar otras 3 horas.  Servir tibia.

 

¡Buen provecho!