TLCAN: Estados Unidos comienza a imponerse | México en DW | DW | 17.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México

TLCAN: Estados Unidos comienza a imponerse

Sin participación de ministros, comenzó en México la quinta ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Se habla de "éxitos", aunque no está claro para quién.

Para el gobierno mexicano, la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es parte de una estrategia que comenzó por su propia iniciativa. "Desde el inicio de su administración, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a la Secretaría de Economía a diversificar y profundizar las relaciones comerciales del país", dice un informe enviado por la Secretaría de Economía al Senado, en julio de este año.

El TLCAN actual entró en vigor el 1 de enero de 1994. Un cuarto de siglo más tarde, el informe recibido por el Senado mexicano admite que en todo ese tiempo, "México, Estados Unidos y Canadá han realizado ajustes mínimos al tratado, pero no se ha realizado un ejercicio de modernización integral para adaptarlo a los retos de la economía del siglo XXI." Concluir dicha actualización sería entonces el paso lógico, según esta perspectiva.

Lea más: Lagarde (FMI) aplaude la actualización del TLCAN

Noticia: Trump se imagina un NAFTA con Canadá y sin México.

Trasfondo: México no tiene 'Plan B' ante una salida de EE.UU. del TLCAN

El factor Trump

Pero en realidad, el impulso principal para renegociar el TLCAN no provino de México, sino de Washington. Desde su campaña electoral, el entonces candidato presidencial Donald Trump hizo de la oposición al TLCAN una de sus principales banderas proselitistas. Por ejemplo, Trump afirmó el 12 de marzo de 2016 que "el TLCAN devastó Ohio, un desastre del cual jamás se recuperó." Menos de dos meses después, el 17 de mayo de 2016, Trump calificó al TLCAN como "el peor tratado económico en la historia de Estados Unidos."

Ya como presidente, Donald Trump insistió en el tema. El 26 de enero, estimó que el TLCAN representa para Estados Unidos un déficit comercial de 60 mil millones de dólares, tan solo con México. Además, amenazó con dar por terminado el tratado.

Las señales de alerta se prendieron en México y en Canadá. El 27 de abril, Trump anunció que tanto el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, le habían solicitado "renegociar" el TLCAN en vez de darlo por concluido. "Acepté", dijo Trump, "con la condición de que si no alcanzamos un acuerdo justo para todos, lo terminaremos."

Negociaciones "difíciles"

La amenaza es especialmente peligrosa para México. Se calcula que 80 por ciento de las exportaciones mexicanas tienen como destino el mercado estadounidense. "66 por ciento del comercio que México realiza con el mundo" implica al TLCAN, según el informe enviado al Senado mexicano.

La dependencia económica de México hacia Estados Unidos pone especial presión a la delegación mexicana. El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, con sede en la capital mexicana, calcula que el fin del TLCAN costaría a la economía mexicana entre 1,5 y 2,5 por ciento de su Producto Interior Bruto.

Otro factor debilita la posición mexicana en las negociaciones: en julio de 2018 habrá cambio de gobierno en México. Encuestas recientes dan una ligera ventaja al candidato izquierdista, Andrés Manuel López Obrador. El oficialista PRI espera cerrar la renegociación del TLCAN antes del cambio de gobierno y, posiblemente, de enfoque en la política económica del país.

El TLCAN aceleró el comercio entre Estados Unidos y México desde 1994

El TLCAN aceleró el comercio entre Estados Unidos y México desde 1994

Primeros resultados

La delegación estadounidense conoce estos factores, y la ventaja que le representan. La cuarta ronda de negociaciones concluyó "exitosamente" en Arlington, Virginia, el pasado 17 de octubre. Con ello han concluido las pláticas en temas como las pequeñas y medianas empresas, y se avanzó en asuntos como la competencia, el comercio digital y las buenas prácticas regulatorias.

Pero los éxitos son más claros para unos que para otros. Al comenzar la quinta ronda, por ejemplo, Estados Unidos logró un triunfo importante al flexibilizarse la posición de México en cuanto a la demanda estadounidense de que el tratado comercial sea renegociado cada cinco años (cláusula "sunset"), algo que había sido rechazado en un principio por los representantes mexicanos.

La quinta ronda se prolongará hasta el 21 de noviembre, cuando se dará a conocer el informe correspondiente. Los mercados, entre tanto, ya rinden el suyo. Tras el anuncio sobre la "cláusula sunset", el peso mexicano revertía su tendencia a la baja y recuperaba terreno en su cotización frente al dólar, alcanzando su mejor nivel en dos semanas.

DW recomienda

Enlaces externos