Tifón ″Wipha″ en el este de Japón deja al menos 17 muertos | El Mundo | DW | 16.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tifón "Wipha" en el este de Japón deja al menos 17 muertos

Al menos 17 personas murieron en el este de Japón por el paso del tifón "Wipha", que a medida que avanzaba el día fue calmándose y se transformó en depresión tropical, informa el canal NHK.

"Wipha" es el vigésimo sexto tifón de la temporada y el más intenso desde hace diez años en Japón. A su paso dejó una estela de devastación con fuertes tormentas e intensas precipitaciones. La mayoría de las víctimas se produjeron en la isla de Izu Oshima, 120 kilómetros al sur de Tokio, donde además no hay contacto con unos 50 de sus habitantes.

Una mujer murió asimismo en el distrito de Machida, en Tokio, a causa de las inundaciones causadas por un río. En Izu Oshima al menos 30 casas quedaron destruidas y hubo caídas de árboles y postes de electricidad, que bloquearon las calles.

Récord de precipitaciones y aumento del nivel del mar

En la mañana de este miércoles (16.10.2013), en Izu Oshima se registró un récord de

El tifón Whipa es el más intenso desde hace diez años en Japón.

El tifón "Whipa" es el más intenso desde hace diez años en Japón.

precipitaciones de 122 milímetros en una hora y las lluvias en las pasadas 24 horas superaron los 800 milímetros, más del doble del promedio para octubre en la isla, indicó la Agencia Meteorológica de Japón.

En la central de Fukushima, fuertemente dañada por el terremoto y el tsunami que se produjo en marzo de 2011, la empresa administradora, Tepco, tuvo que drenar 40 toneladas de agua levemente contaminada de unos contenedores para dejar espacio libre. El motivo fue el aumento del nivel del mar en las piscinas alrededor de los tanques con agua de refrigeración procedente de los reactores. Tepco aseguró que el nivel de radiación del agua estaba por debajo del límite permitido.

Decenas de miles de personas fueron instadas a abandonar sus casas en prefecturas vecinas a la capital nipona. Tanto en Tokio como en otras regiones el fenómeno perturbó el tránsito ferroviario y aéreo, indicó la emisora NHK. Unos 500 vuelos internos fueron cancelados y muchos servicios de trenes suspendidos. Además, cientos de escuelas permanecieron cerradas y en miles de casas se cortó el suministro de energía eléctrica.

CP (dpa, rtr)

DW recomienda

Publicidad