TI: Movimientos de ″indignados″ son respuesta a la corrupción | Política | DW | 01.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

TI: Movimientos de "indignados" son respuesta a la corrupción

Haití es el país de América Latina peor situado en el Índice de Percepción de la Corrupción 2011 dado a conocer hoy por Transparencia Internacional (TI), mientras que Chile vuelve a ocupar la mejor posición.

default

Huguette Labelle, presidenta de TI. (Archivo)

La ola de protestas populares que atravesó este año el planeta desde Estados Unidos, a España o el mundo árabe demuestra que las instituciones públicas de buena parte del globo siguen "plagadas" de corrupción, alerta Transparencia Internacional (TI) en su Índice de Percepción de la Corrupción, dado a conocer hoy en Berlín.

"Muchos gobiernos fallan a la hora de proteger a sus ciudadanos de la corrupción, sea por el abuso de poder, los sobornos o la falta de transparencia", subrayó la organización no gubernamental, que dio a conocer el texto en diferentes ciudades del mundo.

"Los líderes políticos tienen que escuchar esa demanda de una mejor gobernanza, ya sea en una Europa golpeada por la crisis de deuda o en un mundo árabe en el que arranca una nueva era", advirtió Huguette Labelle, presidenta de TI.

Proteste in Spanien Flash-Galerie

Ciudadanos protestan en el mundo contra los efectos de la corrupción. (Archivo)

La corrupción causa indignación

En ese sentido, la organización insistió en que las protestas registradas en Wall Street, Madrid, Atenas, Damasco o El Cairo son con frecuencia "respuesta a la corrupción y a la inestabilidad económica y demuestran que los ciudadanos creen que ni sus políticos ni sus instituciones públicas son fiables o transparentes".

Dos tercios de los 183 países que incluye el estudio de este año obtiene menos de cinco puntos en una escala de 1 a 10 (entre la percepción de muy corrupto a la ausencia de corrupción), alerta la organización.

Somalia es, como en los años anteriores, el país con un mayor grado de percepción de corrupción, con un punto. Comparte posición con Corea del Norte, incluida por primera vez en el estudio. Los siguen de cerca Estados con gobiernos inestables y un legado de conflictos como Myanmar y Afganistán, con 1,5 enteros.

En el primer puesto repite Nueva Zelanda, con 9,5 puntos. Dinamarca cae al segundo, con 9,4, al igual que Finlandia.

Mientras, la primera potencia económica europea, Alemania, sube un puesto, al 14, seguida de Japón y de Austria.

Los tres marchan muy por delante de España, que retrocede una lugar respecto a 2010, al 31. Y su nota de percepción de la corrupción aumenta igualmente una décima, a 6,2 puntos.

Como España, el resto de países de la eurozona que están sufriendo en mayor medida los efectos de la crisis de deuda soberana "en parte por el fracaso de las autoridades públicas a la hora de controlar los sobornos y la evasión fiscal", ocupa los peores puestos en la comparación europea.

Así, Portugal figura en el 32, con 6,1 enteros, mientras que Italia y Grecia retroceden dos posiciones, hasta la 69 y 80 respectivamente. El país heleno comparte puesto con Marruecos, Tailandia y tres países de América Latina: Colombia, El Salvador y Perú.

Chile y Haití, antípodas

Haití es el país de América Latina peor situado en el Índice de Percepción de la Corrupción 2011 dado a conocer hoy por Transparencia Internacional (TI), mientras que Chile vuelve a ocupar la mejor posición.

En la lista de los 183 países estudiados por la organización no gubernamental, Haití figura en el puesto 175 con 1,8 puntos en una escala de 1 a 10 (entre la percepción de muy corrupto a la ausencia de corrupción).

Lo sigue Venezuela que cae del lugar 164 de 2010 al 172 con 1,9 enteros. El año pasado, Venezuela fue el Estado latinoamericano con mayor percepción de corrupción en sus instituciones públicas.

FECH Chile Proteste

Chile es el país menos corrupto de América Latina, pero eso no acaba con las protestas. (Archivo)

En el otro extremo, Chile ostenta la mejor posición, la 22, una menos que en 2010, con 7,2 enteros. El país sudamericano arrebató el puesto a Estados Unidos, que este año marcha en el 24, con 7,1 enteros.

Como en ocasiones anteriores, Uruguay es el segundo país que más confía en sus poderes públicos, pero también retrocede un puesto, hasta el 25, con 7 enteros.

Mucho más abajo en la tabla se sitúa Argentina, que pese a ello consiguió escalar cinco posiciones este año para colocarse en el puesto 100 con 3 puntos. Cuba también recuperó puestos: del 69 al 61.

Por el contrario, Brasil se hundió del lugar 69 al 73, con 3,8 enteros, y México, del 98 al 100, con 3. La caída de Panamá aún fue mayor: del 73 al 86.

Junto a Haití y Venezuela, ocupan los peores lugares en la comparativa latinoamericana Paraguay (154), Nicaragua (134), Honduras y la República Dominicana (129) y Guatemala (120).

Comparten la posición 80 Colombia y Perú, que caen desde la 78 de 2010, y El Salvador.

En Puerto Rico y Costa Rica existe una percepción de la corrupción mucho menor: se ubican en los puestos 39 y 50 respectivamente.

Dos tercios de los países estudiados por TI obtiene menos de cinco puntos. Somalia es el que registra un mayor grado de percepción de corrupción, con un punto, mientras que en el primer puesto repite Nueva Zelanda, con 9,5 puntos.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad