Thelma Aldana: “El silencio es lo más grave que le puede pasar a Guatemala” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 07.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Thelma Aldana: “El silencio es lo más grave que le puede pasar a Guatemala”

Thelma Aldana, ex-fiscal general de Guatemala y ganadora del Premio Nobel Alternativo por su lucha contra la corrupción, habla con Deutsche Welle sobre su fracasada candidatura presidencial y su futuro político.

DW: Hay rumores de que Ud. ha solicitado asilo político en EE.UU.

No he tomado una decisión todavía, estoy evaluando lo que voy a hacer.

Según las autoridades guatemaltecas, existe una orden de captura internacional contra Ud. por los delitos de peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación tributaria. ¿Cuál es su respuesta ante estas acusaciones?

No existe ninguna orden de captura internacional, eso se puede verificar fácilmente en la página de Interpol. He sido víctima de una campaña de desprestigio y me considero perseguida políticamente.

EE.UU. no ha presionado al Gobierno de Guatemala para que renovara el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). ¿Se ha vuelto cómplice de la situación tan complicada en Guatemala?

No creo eso de ninguna manera. El problema de Guatemala es que tiene una clase política corrupta y que el Estado está capturado por los mismos guatemaltecos corruptos. Es un problema interno, ningún otro país del mundo tiene culpa de lo que sucede en Guatemala, al contrario: la Unión Europea, EE.UU. y muchísimos países del mundo nos han dado apoyo, pero ningún apoyo va a ser suficiente si seguimos teniendo presidentes y funcionarios corruptos en el país.

En 2018, tras haber ganado el Premio Nobel Alternativo por su lucha contra la corrupción, Ud. dijo en entrevista con DW que "es más fácil ser presidenta que fiscal general". Parece que la parte más difícil es llegar a ser aprobada como candidata. Ud. fue nombrada por el partido Movimiento Semilla, pero la Corte de Constitución le denegó su candidatura por cuestiones formales. ¿Cuál es su futuro como política en Guatemala?

En Guatemala es más fácil que participe de candidato a la presidencia un delincuente y un corrupto que quienes somos honrados, y en la medida en que el sistema político de Guatemala y el Estado mismo siga capturado, las personas honradas no tenemos espacio en este Estado. Sin embargo, siempre tenemos la ilusión y la esperanza de que poco a poco se vaya rescatando este sistema político.

Ni Sandra Torres, candidata presidencial del partido UNE, ni Alejandro Giammattei del partido Vamos, quiere que la CICIG continúe su labor en Guatemala. ¿Qué significa esto para la lucha contra la impunidad y corrupción en el país?

Es muy lamentable, porque la CICIG es el mecanismo más valioso e importante que Naciones Unidas le ha dado a Guatemala. Es un mecanismo exitoso que ya demostró que sí es posible la lucha contra la corrupción y la impunidad, y es lamentable, pero es más atribuible al actual presidente Jimmy Morales, porque durante su gobierno se lesionó el Estado de derecho, la credibilidad de las instituciones de justicia, y él terminó con la CICIG.

¿Significa que los políticos del llamado "Pacto de Corruptos” están ganando la batalla?

Con el trabajo que hicimos la ex-fiscal Claudia Paz y Paz y después mi persona junto con la CICIG logramos algo que el pacto de corruptos jamás va a poder destruir, y es la conciencia ciudadana. Los guatemaltecos, aunque en este momento no salgan a manifestar, entienden bien quiénes son los corruptos. A partir del año 2015 se marca un hito en la historia del país, y hay una consciencia ciudadana de que hay que luchar contra la corrupción. Eso es un éxito del trabajo de la CICIG y de Naciones Unidas en Guatemala.

¿Cómo se explica entonces que dos candidatos como Sandra Torres y Alejandro Giammattei con vínculos muy oscuros lleguen a la segunda vuelta?

La explicación es que el Estado está capturado, y por eso decía: Si el Estado sigue capturado, el sistema de partidos políticos no va a funcionar, y las instituciones capturadas responden a intereses de corruptos. Entonces, el gran reto para el próximo presidente del país es empezar a reconstruir el Estado de derecho, a respetar la ley y las instituciones, porque si no va a estar la CICIG, el riesgo es muy grande de que se fortalezca este pacto de corruptos.

En las elecciones legislativas en junio, el partido Movimiento Semilla ganó siete diputaciones de 160 en el Congreso. Parece muy poco para poder empujar el país hacia un cambio político.

Es cierto, son pocos, pero es una bancada grande en calidad y moralidad. Espero que hagan un gran trabajo, y no importa el número, se puede incidir fiscalizando y haciendo propuestas de legislación para el beneficio de la población.

¿Ud. va a tener alguna función dentro del partido en el futuro?

Vamos a esperar que termine la segunda vuelta, ver el escenario político y luego vamos a analizarlo. Hay que hacer incidencia desde cualquier espacio para no callar, porque pienso que el silencio es lo más grave que le puede pasar a Guatemala, el silencio de la sociedad civil y de la clase política progresista, eso no puede ser. Entonces, tenemos que alzar nuestra voz siempre desde cualquier espacio.

Desde hace varios meses, Ud. se encuentra fuera del país, pero ha dicho públicamente que volverá a Guatemala. ¿Qué futuro tiene en un país en manos de la corrupción y del crimen organizado?   

Eso es algo que no podemos negar, pero uno quiere vivir y estar bien en su país, con su familia, es un derecho que el mismo Estado tendría que garantizarnos.Tengo la seguridad de que algún día voy a regresar.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda