Terrorismo: ″estamos en situación de peligro abstracto″ | Alemania | DW | 03.11.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Terrorismo: "estamos en situación de peligro abstracto"

Un paquete cargado de explosivos portaba como destinatario a la canciller germana, Angela Merkel. ¿Aumenta con ello el peligro de atentados en Alemania? Deutsche Welle habló con Rolf Tophoven, experto en terrorismo.

Un paquete bomba fue enviado a la canciller alemana, Angela Merkel, este martes.

Un paquete bomba fue enviado a la canciller alemana, Angela Merkel, este martes.

Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, Silvio Berlusconi y diversas embajadas han recibido esta semana paquetes bomba procedentes de Grecia, y la interceptación el pasado fin de semana en Europa de envíos explosivos procedentes del Yemen han reabierto el debate en torno a la seguridad y la amenaza terrorista en el continente.

A este respecto, Deutsche Welle entrevistó a Rolf Tophoven, del alemán Instituto de Investigación Terrorista de Essen.

Deutsche Welle: El paquete dirigido a Angela Merkel pudo ser detectado y desactivado a tiempo. ¿Hay motivo para temer más atentados?

Rolf Tophoven: En primer lugar, hay que diferenciar claramente la tan mentada amenaza islamista, al estilo de Al Qaeda, de los paquetes bomba provenientes de Grecia.

Lo sucedido en Berlín tiene que ver con agrupaciones griegas de extrema izquierda. Lo interesante en este contexto es que sus objetivos habían sido hasta ahora siempre griegos: la policía, los militares o las grandes empresas del país. Por verse está si el hecho de que Angela Merkel o Nicolas Sarkozy hayan estado en el punto de mira de este grupo, llamado Conspiración de las Células del Fuego, representa o no una ampliación al extranjero de su actividad.

Pero lo acontecido en Berlín, repito, no tiene un trasfondo de militancia islamista. Es decir, que carecemos de información concreta en cuanto al papel que aquí juega Alemania. Pero es probable que algo esté pasando: lo confirman los paquetes bomba llegados hace poco desde Yemen.

Hace años que se habla del aumento del peligro terrorista, a pesar de que no existen hechos concretos conocidos por la opinión pública. ¿Ha empeorado significativamente la situación en cuanto a la seguridad en Alemania?

Yo no diría que haya empeorado significativamente. Comparto la opinión del ministro alemán de Defensa, Thomas de Maizière, cuando afirma que estamos en una situación de peligro abstracto, signifique lo que signifique en este contexto el término 'abstracto'.

Eso quiere decir que en cualquier momento puede suceder algo. Nos encontramos en la mira de grupos terroristas islámicos. Pero en Alemania no hay, a día de hoy, absolutamente ningún indicio de que se estén preparando atentados concretos.

De Maiziére hace lo correcto al advertir de que no hay que caer en el alarmismo ni en el pánico. Pero es claro que esa evaluación de la situación de la seguridad en Alemania puede cambiar de repente, y las autoridades lo saben muy bien.

En el caso del paquete destinado a la canciller, Angela Merkel, todo salió bien, pero también podría haber salido mal. ¿Cree que las autoridades están lo suficientemente preparadas para enfrentarse a esta situación, que es de algún modo nueva?

Yo creo que sí, al menos en lo que respecta a los grupos terroristas islámicos, que son declarados una y otra vez como el mayor peligro para la seguridad interna. El contexto en que se mueven se conoce muy bien- sus contactos, sus rutas-, así como los movimientos de los militantes islámicos, por ejemplo sus viajes a campos de entrenamiento en Afganistán o en Pakistán. Respecto a esto, las autoridades alemanas están bien preparadas.

La mayor preocupación, sin embargo, es que a pesar de todos los esfuerzos hechos en investigaciones y pesquisas- de cuyo éxito también depende una buena porción de suerte-, una célula dormida o una red de terroristas islámicos logre pasar desapercibida. Que un grupo terrorista islámico en Alemania esté esperando a entrar en acción cuando se les ordene hacerlo.

Ésa es la preocupación más acuciante: el desconocido, el terrorista anónimo al que nadie conoce, el vecino amable junto a su casa, o a la mía, que sale de pronto de su escondrijo y que no era conocido ni figuraba en el registro de las investigaciones de Departamento Federal de Investigación Criminal (BKA) ni del Servicio Secreto del Ministerio del Interior.

Autor: Manfred Götzke/ Cristina Papaleo

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda

Publicidad