Tercera protesta de la semana en Madrid | Europa | DW | 29.09.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Tercera protesta de la semana en Madrid

Bajo un importante despliegue policial, miles de personas volvieron a ocupar las inmediaciones del Congreso de los Diputados, en el centro de Madrid.

Tercera protesta de la semana en Madrid

Tercera protesta de la semana en Madrid

Es la tercera protesta de esta semana en la capital, por la crisis económica que vive España. La Plaza de Neptuno, situada apenas a unos cientos de metros de la cámara baja, era el escenario de la concentración que pedía en la tarde de este sábado (29.09.2012) la dimisión del gobierno de Mariano Rajoy, la disolución del Parlamento y un nuevo proceso constituyente.

Ante la afluencia de gente, la policía tuvo que cortar el tráfico el Paseo del Prado, en el que se sitúa la Plaza del Neptuno. Numerosos agentes antidisturbios blindaban el Congreso de los Diputados, ayudados por vallas de seguridad, y en la zona había también muchas furgonetas policiales.

Los manifestantes pidieron la dimisión del gobierno de Mariano Rajoy, la disolución del Parlamento y un nuevo proceso constituyente.

Los manifestantes pidieron la dimisión del gobierno de Mariano Rajoy, la disolución del Parlamento y un nuevo proceso constituyente.

Entre las consignas que se gritaban, algunas de las que aparecieron hace algo más de un año con el movimiento de los indignados: "¡Que no, que no, que no nos representan!" o "Lo llaman democracia y no lo es".

La protesta carece de autorización, ya que los convocantes no la pidieron. La Delegación del Gobierno en Madrid ha advertido de que "es ilegal" y ha asegurado también disponer de información que apunta a que medio millar de radicales se ha desplazado hasta Madrid con la intención de provocar disturbios.

Los manifestantes no solicitaron autorización y el gobierno de Madrid calificó la concentración de ilegal.

Los manifestantes no solicitaron autorización y el gobierno de Madrid calificó la concentración de "ilegal".

La primera protesta de esta semana se saldó el martes con 35 detenidos y 64 heridos, después de que se produjeran enfrentamientos entre agentes y manifestantes y cargas policiales.

Fuente: dpa

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda