Tercer día de manifestaciones en Israel contra la violencia policial | El Mundo | DW | 04.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Tercer día de manifestaciones en Israel contra la violencia policial

La muerte el sábado de un joven israelí de origen etíope a manos de un policía que no estaba de servicio desató las acusaciones de racismo en las fuerzas de seguridad.

Israel Protest von äthiopischen Juden in Tel Aviv (picture-alliance/dpa/I. Yefimovich)

Unos 140.000 judíos etíopes viven en Israel (más de un tercio de los cuales, nacidos ya en el país). Esta comunidad suele quejarse del racismo institucionalizado en su contra y asegura vivir con el temor de ser blanco de la policía. Hoy se produjeron 15 nuevas detenciones.

Decenas de personas volvieron a manifestarse este miércoles (03.07.2019), por tercer día consecutivo, en Tel Aviv y el norte de Israel tras la muerte de un joven israelí de origen etíope a manos de un policía, un hecho que la comunidad etíope considera un crimen racista. Las movilizaciones de hoy, que se dieron ante un enorme despliegue policial, colapsaron el tráfico en Tel Aviv y zonas aledañas y se registraron incidentes aislados de violencia y alrededor de 15 arrestos.

Solomón Teka, de 19 años, murió por los disparos de un policía que no estaba de servicio en ese momento en Kiryat Haim, cerca de Haifa (norte). Según la policía, el agente que mató a Solomón Teka había intentatado interponerse durante una pelea entre jóvenes. Después de explicar que era un agente de las fuerzas del orden, algunos jóvenes le habrían lanzado piedras y él, sintiéndose amenazado, habría disparado. Pero otros testigos niegan que fuera agredido.

Decenas de policías se desplegaron el miércoles en Kiryat Ata, cerca de dicha localidad, y dispersaron a los manifestantes que intentaban bloquear una carretera. A pesar de los llamados a la calma lanzados por las autoridades, varios jóvenes volvieron a concentrarse también en Tel Aviv, donde un centenar de personas desafió a la policía intentando bloquear una ruta, hasta que los agentes los dispersaron.

No obstante, la violencia fue menor que en las dos jornadas de protestas previas. En total, en tres días se arrestó a 140 personas y 111 policías resultaron heridos por el lanzamiento de piedras, botellas y bombas incendiarias durante las manifestaciones en el país, según el último balance policial.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente del país, Reuven Rivlin, llamaron a la calma, aunque reconocieron la necesidad de abordar los problemas a los que se enfrenta la comunidad israelo-etíope. "La muerte de Solomón Teka es una tragedia inmensa", dijo Netanyahu. "Se sacarán lecciones [de lo ocurrido]. Pero hay algo claro: no podemos tolerar los actos de violencia que vimos ayer", declaró este miércoles durante una reunión del comité ministerial encargado de la integración de la comunidad etíope.

Tras el encuentro, el ministro prometió crear un comité en la Policía para tratar los "comportamientos racistas" dentro de las fuerzas y dijo "entender la reclamación". "No podemos ver rutas bloqueadas, ni cócteles Molotov, ni ataques contra policías, ciudadanos y propiedades privadas", añadió.

lgc (afp/efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda