“Temporada de huracanes”, de Fernanda Melchor: realismo y pesadilla en México | Cultura | DW | 19.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

“Temporada de huracanes”, de Fernanda Melchor: realismo y pesadilla en México

Fernanda Melchor y su traductora alemana, Angelica Ammar, ganaron un premio internacional de literatura en Alemania por “Temporada de huracanes”. DW habló con esta escritora que pinta la dura realidad de México.

Fernanda Melchor, escritora mexicana, autora de Temporada de huracanes.

Fernanda Melchor, escritora mexicana, autora de "Temporada de huracanes".

El libro "Temporada de huracanes”, de Fernanda Melchor, fue calificado en México como una de las mejores novelas de 2017, y la autora forma parte de la lista de escritores más destacados de menos de 40 años. Angelica Ammar lo tradujo al alemán (Saison der Wirbelstürme), y fue publicado en Alemania por la editorial Klaus Wagenbach. El 18 de junio, esa traducción ganó el Premio Internacional de Literatura 2019 de la Casa de la Cultura, dotado con 35.000 euros (cerca de 39.000 dólares), suma que se distribuyen entre la autora y su traductora. Además, ha sido traducido al inglés y a varios otros idiomas

Melchor nació en Veracruz (México), en 1982, y escribe tanto novelas como reportajes. "Temporada de huracanes”, su novela más conocida, fue calificada por la crítica como un retrato de México y sus demonios. La novela investiga la desaparición de una mujer conocida como "La bruja”. "En frases electrizantes y furiosas, Fernanda Melchor cuenta la historia de un feminicidio en el México rural”, dijo el jurado que la premió. "Los huracanes del título no solo aluden a las condiciones de vida que prevalecen en el pueblo, sino que, gracias a la potencia del lenguaje de la autora, parecen también descender sobre nosotros”.

Deutsche Welle: ¿Qué fue lo que la inspiró a escribir esta historia?

Fernanda Melchor: Cuando estaba viviendo en Veracruz trabajé para la oficina de comunicación social de mi universidad, y todos recibíamos los periódicos locales y regionales de Veracruz. Muchas de las noticias tenían que ver con la violencia y la criminalidad en esa zona, crímenes pasionales cometidos por gente normal. Y entonces vi una pequeña crónica que hablaba sobre una persona hallada muerta en una canalización, en un pueblo pequeño cercano a donde yo vivía.

Me sorprendió, porque el periodista contaba la historia de tal modo que parecía normal pensar que un crimen podía estar motivado por la brujería…El asesino tuvo que matar a la bruja porque le estaba haciendo embrujos para que él volviera a enamorarse de ella. Me dejó atónita, y tuve que escribir la historia detrás de ese crimen.

Tapa de la traducción alemana de Temporada de huracanes, de la editorial Klaus Wagenbach.

Tapa de la traducción alemana de "Temporada de huracanes", de la editorial Klaus Wagenbach.

¿Planificó esta novela como la obra que la haría conocida?

Al principio quería hacer algo como "A sangre fría”, de Truman Capote. Quería ir al lugar adonde se encontró el cuerpo y entrevistar a la gente. Pero era difícil viajar a ese pueblito porque los escondites de los narcos están en ese tipo de lugares pequeños. Una extraña haciendo preguntas incómodas hubiera llamado la atención de inmediato. Podría haberlo hecho, pero no quería exponerme al peligro.

Entonces traté de consolarme y decidí hacer algo que fuera tan interesante como eso, pero desde la ficción, inventando la vida interior de la gente que participó en ese crimen.

Su novela trata sobre la violencia contra las mujeres, que están atrapadas en la pobreza, sobre las perversiones sexuales y la superstición. ¿Hasta dónde refleja eso la realidad de la sociedad mexicana?

Una de las cosas más difíciles para mí, como mexicana, fue darme cuenta –creo que fue a la edad de 12 años- de que el Estado podía ser tan brutal como el peor enemigo. Recuerdo haber leído "Masacre en México”, de Elena Poniatowska, una colección de testimonios de personas que vivieron la masacre de los estudiantes perpetrada por el Ejército mexicano en 1968. Al principio no podía creer que el Gobierno y el Estado tuvieron que ver con esos crímenes. Y luego, cuando uno se enfrenta a la corrupción de las instituciones y a la impunidad, a la falta de justicia en México, eso se hace cada vez más duro. Por ejemplo, si una mujer es violada o acosada sexualmente y trata de obtener justicia, es como si volviera a ser víctima de esos delitos. Lo que le pasa a Norma, la joven protagonista de este libro, su encuentro con las autoridades, tremendamente difícil, y con el sistema de Justicia, es para mí un ejemplo terrible sobre el que quería escribir.

En México, el embarazo adolescente es algo casi normal. México tiene la tasa más alta del mundo de embarazos adolescentes. No tenemos derecho a abortar en México. Solo se puede abortar en Ciudad de México, y el aborto no es gratis, hay que pagarlo. Por eso pienso que las condiciones en las que tiene que vivir la gente, y especialmente las mujeres, en México son realmente horribles.

La prostitución es legal en México y atrae a proxenetas de EE. UU. que cruzan a México, como aquí, en Tijuana.

La prostitución es legal en México y atrae a proxenetas de EE. UU. que cruzan a México, como aquí, en Tijuana.

Su historia tiene un ritmo veloz, siguiendo los pensamientos de los diferentes protagonistas, y usted logra transmitir el lenguaje vulgar de esa gente de un modo altamente literario. ¿Cómo encontró ese lenguaje?

Cuando comencé a escribir "Temporada de huracanes” empecé a escuchar las voces de los diferentes personajes. Pero nunca las de la víctima ni la del asesino, sino siempre las voces de la gente del pueblo, que chismeaban por ahí. (…) Quería escibir una novela que no dejara escapar al lector. Hoy en día tenemos tantas distracciones, que es difícil concentrarse en la literatura.

Hay mucha superstición en su novela, pero no hay huellas del realismo mágico. ¿No hubiera cabido en ella?

Creo que fue un periodista mexicano el que me dijo: "Escribes realismo pesadillesco”, o algo por el estilo. Claro que crecí leyendo a García Márquez y muchas novelas de horror, como las de Stephen King, por ejemplo. Me resulta difícil creer en lo sobrenatural. Pero soy consciente de que la gente a mi alrededor, en especial en Veracruz y en todo México, creen realmente en ello. Algunos creen en OVNIs o en espíritus casi como en una religión.

En México hay una mezcla muy particular de religiones europeas, creencias y un poco de lo que queda de nuestras raíces africanas, y por supuesto, de nuestras raíces indígenas, y todo eso conforma una extraña forma de la espiritualidad que es realmente performativa. De modo que los rituales que se describen en esta novela son los que verdaderamente realizan las brujas en Veracruz. La gente sigue creyendo en ese tipo de sanación espiritual.

Durante la masacre de Tlatelolco, el Ejército de México abrió el fuego sobre estudiantes que protestaban contra los Juegos Olímpicos de México en 1968, matando a cientos de personas.

Durante la masacre de Tlatelolco, el Ejército de México abrió el fuego sobre estudiantes que protestaban contra los Juegos Olímpicos de México en 1968, matando a cientos de personas.

¿Qué significa para usted recibir el Premio Internacional de Literatura 2019 en Berlín?

Me siento verdaderamente honrada y agradecida por este premio. Cuando me dijeron que iban a traducir "Temporada de huracanes” al alemán pensé: "Dios mío, ¿cómo va a funcionar eso?” Luego, la editorial me dijo que Angelica Ammar es una traductora increíble. Era bastante escéptica en cuanto a eso, y tenía mucha curiosidad por saber lo que sucedería.

Ahora me siento menos sola en Alemania. Publicar un libro en un solo idioma es como luchar sola. Ahora, con la traducción alemana, junto con las otras, me siento cada vez más en la mejor compañía.

Fernanda Melchor nació en 1982 en Veracruz. Su debut literario, "Falsa liebre”, fue publicado en 2013. También trabajó como periodista y publicó en ese mismo año la colección de historias cortas de no ficción "Aquí no es Miami”. En 2018 ganó el Premio del PEN de México a la Excelencia Literaria y Periodística, y en 2019, el Premio Anna-Seghers de Alemania.

(cp/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema