Tailandia: rey enfermo y alerta de atentado | El Mundo | DW | 11.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tailandia: rey enfermo y alerta de atentado

Mientras el monarca del país yace enfermo en un hospital capitalino, Bangkok y las provincias colindantes reforzaron la seguridad después de la difusión de una alerta policial sobre posibles atentados con coches bomba.

Thailand Bangkok Polzisten auf Straße (Getty Images/AFP/M. Uz Zaman)

Las autoridades tailandesas han estado alertas desde hace varios meses, en relación con una serie de atentados perpetrados en el país.

Decenas de personas se congregaban este martes (11.10.2016) frente al hospital de Bangkok en el que se encuentra internado el rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia, de 88 años de edad. Rezan por su salud, tras un tratamiento de hemodiálisis con el que se le drenó líquido cefalorraquídeo del cerebro durante el fin de semana.

Mientras, efectivos de la Policía eran desplegados en zonas turísticas de la metrópoli, cerca de las embajadas y en los aeropuertos de la ciudad, informa el diario Bangkok Post.

El Subdirector de la Policía Nacional, Srivara Ransibrahmanakul, confirmó al diario que han recibido informes de inteligencia que apuntan a la planificación de atentados con explosivos en tres localizaciones de la capital y provincias cercanas que se cometerían a finales de mes, entre el 25 y el 30 de octubre.

La información manejada por Ransibrahmanakul, se referiría a posibles ataques a aeropuertos, espacios de parqueo y tiendas por departamentos, y habría surgido de su encuentro con el embajador austríaco en Tailandia y un oficial australiano de contraterrorismo, reporta la agencia  de noticias AP.

Thailand Gebete für König Bhumibol Adulyadej in Bangkok (Reuters/C. Subprasom)

Unos rezan por el rey, mientras otros buscan evidencias que corroboren la alerta y permitan impedir los supuestos atentados.

Detenciones, aún sin evidencias

A primeras horas de este martes (11.10.2016), las autoridades detuvieron en Bangkok a diez personas sospechosas de colaborar con la insurgencia musulmana que actúa en el sur del país, grupos a los que se le atribuye la serie de atentados bomba perpetrados en varias provincias meridionales el pasado agosto.

En otro operativo en la provincia de Samut Prakan, al sur de Bangkok, la policía arrestó a un técnico sospechoso de modificar teléfonos móviles para su uso como detonador, informa el canal Thai PBS.

Sin embargo, según el coronel  Krisana Pattanacharoen, portavoz oficial de la Policía, las pesquisas aún no han arrojado evidencias contundentes, ni conseguido que los sospechosos corroboren los informes de inteligencia, asegura AP.

Cautela

Entretanto, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha, declaró que es necesaria una investigación más exhaustiva de los informes de inteligencia y pidió que no se divulgaran aún más datos sobre la alerta.

Entre el 11 y 12 de agosto, 14 bombas estallaron en seis provincias de Tailandia, incluidos los destinos turísticos de Phuket y Hua Hin, y causaron cuatro muertos y 35 heridos, entre ellos diez extranjeros. Esos ataques fueron reivindicados semanas después por el Barasan Revolusi Nasional (BRN), el mayor grupo armado de rebeldes musulmanes que opera en el país.

Los ataques con armas ligeras, asesinatos y atentados con explosivos se suceden casi a diario en las provincias de Pattani, Narathiwat y Yala, que ocupan el sur de Tailandia, pese al despliegue de unos 40.000 efectivos de las fuerzas de seguridad y la declaración del estado de excepción desde 2005.

Más de 6.500 personas han muerto en esta región de mayoría malaya y musulmana desde que el movimiento separatista reanudó la lucha armada en 2004, después de una década aletargado. Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista y exigen la creación de un Estado que integre a las citadas tres provincias, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani y que Tailandia anexionó hace un siglo.

RML (efe, ap)

DW recomienda

Publicidad