Tailandia: alternativas limpias al monocultivo y al maíz forrajero | Global Ideas | DW | 17.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Tailandia: alternativas limpias al monocultivo y al maíz forrajero

Tailandia produce enormes cantidades de carne de corral. El maíz forrajero suele proceder de monocultivos para los que se talan bosques y se fertiliza en exceso el suelo. WWF pretende ofrecer alternativas sostenibles.

Ver el video 06:04
Now live
06:04 minutos

Tailandia, cultivo orgánico o industrial

Objetivo del proyecto: Promover la producción y el consumo sostenible y respetuoso con el clima para frenar la deforestación a gran escala destinada al cultivo de maíz forrajero.

Implementación del proyecto: Asesorar al gobierno tailandés, establecer cadenas de producción y suministro sostenibles, así como poner en marcha campañas de información para los consumidores.

Tamaño del proyecto: El proyecto tiene lugar en Tailandia, Indonesia y Filipinas. En Tailandia, el personal opera en dos regiones modelo: Chiang Mai y Nan. El objetivo es llegar a 200 hogares. 

Presupuesto: casi 4 millones de euros (4,9 millones de dólares) para los tres países en el marco de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI, por sus siglas en alemán), de los cuales Tailandia recibirá alrededor de un millón de euros.

Duración del proyecto: tres años (03/2017-02/2020)

Socios del proyecto: Los ministerios tailandeses de medio ambiente y agricultura y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), que dirige el proyecto.


Tailandia es uno de los mayores exportadores mundiales de carne de ave de corral. Eso se traduce en una gran demanda de maíz forrajero, que se emplea para la alimentación de estos animales. Para poder mantener un rendimiento estable, cada vez más agricultores del país cambian al monocultivo de maíz. Sin embargo, esto conduce a un agotamiento del suelo, ya que los labradores hacen un uso excesivo de fertilizantes químicos o despejan el bosque de árboles para dejar paso a nuevas tierras de cultivo. La organización de protección ambiental WWF está ayudando a los agricultores a encontrar alternativas para el cultivo de maíz con la esperanza de frenar la destrucción del ecosistema.


Un videoreportaje de Florian Nusch (AR/CP)

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema

Publicidad