¿Táctica de Corea del Norte antes de la cumbre con EE. UU.? | Política | DW | 16.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Las amenazas de Kim

¿Táctica de Corea del Norte antes de la cumbre con EE. UU.?

A pesar de las amenazas de Corea del Norte, las maniobras militares de las fuerzas surcoreanas y estadounidenses continúan. Los expertos dudan de que Corea del Norte cancele la cumbre planificada entre Trump y Kim.

El gobierno de Corea del Sur lamentó que Corea del Norte cancelara abruptamente la cumbre de alto nivel entre los dos países vecinos, que estaba programada para este 15 de mayo. Esto no "refleja el espíritu y los acuerdos alcanzados entre ambas Coreas", dijo el portavoz de Seúl para el Ministerio de Unificación, Baik Tae Hyun. El siguiente paso fue llamar al Norte de Corea para recuperar el diálogo lo antes posible.

Más información:Corea del Sur pide a Pyongyang que vuelva a la mesa de negociación "lo antes posible"

La agencia estatal de noticias KCNA había comunicado anteriormente, citando al viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Kim Kye Gwan, que si Washington "nos arrinconaba y exigía unilateralmente que abandonáramos las armas nucleares podríamos cancelar la planeada asistencia a la cumbre con Estados Unidos". EE. UU. debe reflexionar meticulosamente sobre lo que significa la "agitación militar" para dicha cumbre, según la agencia de noticias norcoreana KCNA, refiriéndose a la maniobra militar Max Thunder.

Maniobras militares

Max Thunder es el mayor ejercicio anual de las fuerzas aéreas en Corea y que está en marcha desde el pasado viernes (11.5.2018). Según los informes de los medios surcoreanos, participan alrededor de 100 aviones de combate, incluidos ocho cazas del tipo F-22. La agencia de noticias surcoreana Yonhap afirmó previamente en un informe, hasta ahora no confirmado, que incluso los bombarderos estratégicos de largo alcance B-52 podían sobrevolar dichas maniobras. Sobre todo Corea del Norte ve estos aviones como una provocación, porque pueden portar cabezas nucleares.

Más información:Corea del Norte ha comenzado a desmantelar sus instalaciones nucleares

En la cumbre entre Kim Jong-un y Moon Jae-in, ambas partes acordaron suspender todas las acciones hostiles en tierra, mar y aire, sin concretizarlas.

En una reunión de emergencia este miércoles (16.5.2018), las fuerzas de Corea del Sur y Estados Unidos acordaron continuar el ejercicio militar según lo planeado. "El ejercicio está diseñado para mejorar las habilidades de los pilotos y no es una maniobra de asalto", se pudo leer en un mensaje de texto del Ministerio de Defensa de Seúl dirigido a los periodistas.

Los expertos ven la indignación de Corea del Norte como una táctica antes de la cumbre con Donald Trump para poner a prueba su disposición a hacer concesiones. Por otro lado, el régimen quiere reforzar su postura a la hora de negociar en la cumbre programada para el 12 de junio en Singapur.

Imágenes de Trump y Kim en la televisión de Corea del Sur.

Imágenes de Trump y Kim en la televisión de Corea del Sur.

Tácticas entre los EE.UU. y Corea del Norte .

"La cumbre de Estados Unidos y Corea del Norte se llevará a cabo. Lo que vemos ahora es ya una parte de ella", dijo Andray Abrahamian, de la ONG Choson Exchange en Singapur, que imparte, entre otras cosas, seminarios económicos en Corea del Norte: "Aquí se trata de la parte pública de las negociaciones: Corea del Norte utiliza la cancelación de la reunión de trabajo entre las dos Coreas para reforzar sus demandas". Esto es comparable a la reclamación del asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, y que ha sido interpretada como una provocación: la desnuclearización unilateral de Corea del Norte siguiendo el "modelo de Libia".

El régimen de Libia, bajo Gadafi, abandonó inicialmente sus ambiciones nucleares antes de que fuera derrocado años más tarde con la ayuda de los ataques aéreos occidentales.

Pyongyang también ha hecho una serie de concesiones en las últimas semanas, empezando con la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, liberando a tres ciudadanos estadounidenses detenidos y anunciando el cese de la instalación de ensayos nucleares Punggye-ri la próxima semana. Al mismo tiempo, Trump no ha aumentado la credibilidad de su gobierno al cancelar el acuerdo nuclear con Irán. "No debemos preocuparnos mucho por los recientes acontecimientos. Corea del Norte aprovecha esta oportunidad para posicionarse con fuerza antes las futuras negociaciones", dijo Norte Christopher Green, experto en Corea del Norte  y colaborador del taller de pensamiento Crisis Group.

Fabian Kretschmer  (rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad