Suu Kyi realiza primera visita al conflictivo oeste de Myanmar | El Mundo | DW | 02.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Suu Kyi realiza primera visita al conflictivo oeste de Myanmar

La región de Rakhine ha sido el epicentro del conflicto entre rebeldes de la minoría rohinyá y el Ejercito, una crisis humanitaria que ha provocado el desplazamiento de más de 600 mil personas.

Myanmar Aung San Suu Kyi Besuch in Rakhine (Reuters)

La líder de facto de Myanmar, Aung San Suu Kyi, llegando a Rakhine.

La líder de facto del gobierno de Myanmar, Aung San Suu Kyi, viajó este jueves (02.11.2017) al estado Rakhine, en el oeste del país, en lo que marca su primera visita a la zona donde cientos de miles de personas de la minoría musulmana rohinyá han huido de la violencia a Bangladesh.

La localidad fronteriza es el lugar de los hechos del 25 de agosto, donde el asalto armado de un grupo rebelde rohinyá desató la reciente campaña represiva del Ejército birmano. Suu Kyi viajó allá acompañada por varios miembros del gobierno birmano y del gobierno estatal, según Nyi Pu, en esta visita no anunciada a Rakhine que sería de un solo día.

La operación militar en Rakhine produjo el desplazamiento, según la ONU, de al menos 603.000 personas en campos en Bangladesh, la mayoría de ellas rohinyá, y dejó a decenas de miles de personas más en el norte de este estado en necesidad de ayuda humanitaria.

En septiembre, Suu Kyi condenó las violaciones de los derechos humanos en Rakhine pero evitó responsabilizar al Ejército por su campaña que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU calificó de "limpieza étnica de manual".

Repatriación y ayuda humanitaria para los rohinyás

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió este jueves (02.11.2017) libertad de acceso a la ayuda humanitaria en el norte del estado birmano Rakhine y que la repatriación de los cientos de miles de refugiados que han huido de la violencia hacia Bangladesh sea segura y voluntaria.

El asistente del Alto comisionado para los refugiados (ACNUR), Volker Türk, presentó estas demandas a varios miembros del gobierno birmano durante una visita de dos días que terminó ayer en Naypyidaw.

En las reuniones, Türk urgió al gobierno a "garantizar un entorno seguro y la protección de todas las comunidades en Rakhine" y a permitir el acceso a las organizaciones humanitarias para entregar ayuda y contribuir a "rehacer la confianza entre comunidades necesitadas".

Türk también apoyó el derecho al regreso de los refugiados y pidió que se les garantice una repatriación "segura, voluntaria y sostenible hacia sus lugares de origen".

El asistente aplaudió la propuesta del gobierno birmano para crear un taller de trabajo con ACNUR para definir los estándares de repatriación y reiteró la disposición de la agencia de la ONU a asistir a las autoridades birmanas.

JCG (EFE, AP)

DW recomienda

Publicidad