Sudáfrica: suspendidos policías implicados en brutal muerte de taxista | El Mundo | DW | 01.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sudáfrica: suspendidos policías implicados en brutal muerte de taxista

La jefe de la policía de Sudáfrica, Riah Phiyega, anunció la suspensión de ocho agentes implicados en la muerte de un taxista arrastrado por una camioneta policial. Los oficiales enfrentarán cargos de asesinato.

Joven taxista es arrastrado por la policía de Sudáfrica.

Joven taxista es arrastrado por la policía de Sudáfrica.

La víctima del maltrato fue un joven taxista de 27 años, que había sido detenido por la policía y arrastrado por el asfalto, esposado al furgón policial hasta la comisaría, murió por las graves heridas sufridas en la cabeza, según informó la policía.

El video de la detención en Daveyton, al Este de Johannesburgo, fue publicado por el diario sudafricano "Daily Sun". En dicho video se muestran las violentas imágenes de la acción policial, que hoy ocupa a los medios sudafricanos y el mundo.

Amnistía Internacional: “Creciente violencia policial”

Protestas contra el maltrato y muerte de un joven taxista a manos de la policía.

Protestas contra el maltrato y muerte de un joven taxista a manos de la policía.

A la vista de las numerosas personas que se congregaron en la calle, el detenido, un inmigrante de raza negra proveniente de Mozambique, fue arrestado por una presunta agresión contra un policía y haberle sustraído su arma reglamentaria. El detenido fue arrastrado hasta la comisaría, ubicada a unos 500 metros.

La directora de la policía en Sudáfrica, Riah Phiyega, se mostró "profundamente preocupada" por las acusaciones de brutalidad. La autoridad de supervisión policial Ipid abrió una investigación, y el portavoz de este organismo Moses Dlamini calificó lo ocurrido de "impactante" en declaraciones al canal eNCA.

El director de Amnistía Internacional en Sudáfrica, Noel Kututwa, dijo este caso es tan sólo el último de una serie de acciones que muestran "un creciente e inquietante patrón de brutalidad policial en Sudáfrica".

JOV (dpa,reuters,ds)

Publicidad