Sudáfrica 2010: logística alemana | Deportes | DW | 09.06.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Sudáfrica 2010: logística alemana

El primer Mundial de fútbol en el continente africano se ha beneficiado de la experiencia alemana en la organización de grandes eventos; la estructura logística, la seguridad y el trato a la afición son algunos ejemplos.

En Sudáfrica ya está todo listo para el pitazo inicial.

En Sudáfrica ya está todo listo para el pitazo inicial.

Estimaciones no oficiales calculan que en Sudáfrica 2010 están vinculadas 650 firmas alemanas, desde las multinacionales Siemens y MAN hasta pequeñas empresas familiares, que generan 90.000 empleos en el país anfitrión del Mundial. Su campo de acción abarca diversos detalles de la organización del gran evento deportivo, y junto a ellas funcionan iniciativas puntuales de carácter oficial y no gubernamental.

Como en Alemania

Cuando se les pregunta sobre la seguridad, el tema que más preocupación causa entre los visitantes, los responsables del Mundial 2010, entre ellos el presidente del comité organizador, Danny Jordaan, no pierden la oportunidad para recalcar que el evento en el continente africano ofrecerá condiciones “como en Alemania” en el 2006,

Y para que efectivamente las cosas funciones en Sudáfrica como hace 4 años en Alemania, la Federación Alemana de Fútbol (DFB), envió repetidamente al país anfitrión del Mundial a su jefe de seguridad, Helmut Spahn, a dictar seminarios sobre el

Polizisten auf der Fanmeile in Kapstadt

Policías patrullan en Ciudad del Cabo.

particular, los que fueron complementados por una completa asesoría en cuanto al manejo del público dentro y fuera del estadio que incluyó el concepto del plan operativo sobre el trato que se le debe dar a los aficionados europeos que acompañen a sus selecciones.

Además, una delegación de la policía sudafricana estuvo durante 6 días, a finales del 2009, acompañando a sus colegas alemanes del estado federado de Renania del Norte-Westfalia en el trabajo de campo en los estadios, aprendiendo de forma práctica cuáles son los principales problemas que se suscitan con los aficionados, y cómo solucionarlos evitando que los conflictos escalen.

Las grandes empresas

De las inversiones de más de 5.000 millones de euros realizadas por el gobierno sudafricano participaron varias de las multinacionales alemanas más reconocidas mundialmente: Siemens asumió la mayor parte de los proyectos de suministro de energía, dotación de instrumentos médicos y la administración de las redes viales; Osram, productora de sistemas de iluminación, es la encargada de alumbrar los estadios y las instalaciones oficiales del evento; MAN suministra los buses y la firma ZF Friedrichshafen AG la tecnología ecológica que los movilizará.

Telekom, a través de su división T-Systems, tendió una considerable parte de la red de telecomunicaciones y transferencia de datos que se usará en el Mundial, y las compañías automotrices Mercedes Benz y BMW dotarán a los huéspedes de honor del evento con limosinas acorazadas y de gran lujo. Pero no sólo los nombres reconocidos participan en el Mundial, también pequeñas firmas se han vinculado. Una de ellas es BHS, experta en gastronomía, que pondrá la vajilla oficial compuesta por 100.000 platos de fina porcelana.

Fußballstadion Durban Osram Flash-Galerie

El estadio de Durban.

Alemania en cada rincón

En las transmisiones al aire libre de los partidos, los famosos “Public Viewing” también cuentan con una gran participación germana pues son sus industrias las encargadas de llevar la tecnología de punta –y los aparatos necesarios- que permite recibir la señal en alta definición de televisión.

Pero no sólo la economía ha puesto sus manos en la organización del Mundial, también los sectores oficiales y no gubernamentales se han unido al esfuerzo de hacer de Sudáfrica 2010 un éxito. Para ilustrar la partición alemana en el Mundial en estos campos, en los cuales la cooperación está en primer plano, vale la pena mencionar algunas de las iniciativas: “Puerta a África” utiliza el fútbol para la educación política de la población adulta; “Sigamos siendo amigos” establece vínculos de hermandad entre ciudades alemanas y sudafricanas con el consecuente intercambio de experiencias y ayudas; y el programa “Ciudad anfitriona” se encargó de facilitar la transferencia de conocimientos de las sedes del 2006 a las del 2010.

En el marco de este último, 13 ciudades alemanas enviaron a Sudáfrica –en desarrollo de un cronograma basado en 90 días de consultoría- a 60 expertos en temas como recolección de basuras, coordinación del transporte público, atención turística, reacción ante situaciones de emergencia y preparación de bomberos y cuerpos de rescate. El éxito del primer Mundial en el continente africano será motivo de orgullo para Alemania, país que colaboró intensamente con su preparación en todos los aspectos que comprende un evento de tal magnitud.

Autor: Daniel MartínezEditora: Emilia Rojas

DW recomienda