Su majestad visita Alemania | Sociedad | DW | 04.11.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Su majestad visita Alemania

La reina Isabel II de Inglaterra llegó a Alemania en visita oficial. La polémica por los bombardeos a ciudades alemanas en la II Guerra Mundial acompaña a la soberana.

default

Isabel II junto con el canciller Gerhard Schröder en Berlín.

El embajador británico en Alemania, Sir Peter Torry, recibió a la reina Isabel II a su llegada a Berlín acompañada de su consorte el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. La reina de Inglaterra visita por cuarta vez el país y su agenda recoge visitas a la capital alemana, Potsdam y Düsseldorf. La visita comenzó con una recepción oficial por parte del presidente de la república, Horst Köhler, seguida a continuación por un encuentro con el canciller alemán Gerhard Schröder.

Defensa del medio ambiente

Uno de los temas centrales de la visita, que servirá como preámbulo a la presidencia británica del G-8 (grupo de los siete países más industrializados y Rusia), será la protección del medio ambiente. La reina protagonizará un encuentro

Königin Elizabeth II in Deutschland Neue Wache

Ofrenda de Isabel II ante la Neue Wache en recuerdo de las víctimas de la guerra.

con jóvenes ingleses y alemanes sobre las consecuencias del cambio climático y abrirá una conferencia sobre el medio ambiente en el consulado británico

El Gobierno de Tony Blair declaró que la lucha contra el cambio climático será una de sus prioridades cuando su país asuma, el próximo año, la doble presidencia del G-8 y de la Unión Europea. Para Blair, Alemania se encuentra entre los principales aliados del gobierno británico en cuanto a la defensa del medio ambiente dentro del marco del G-8 y la visita real, preparará el camino para esta alianza.

Viejos rencores de la guerra

Aparte de las alianzas, Isabel II llega al país envuelta en la polémica levantada por diversos medios de comunicación ingleses. Algunos diarios británicos afirmaron en sus líneas que Alemania iba a pedir que la reina se disculpase ante el pueblo germano por el bombardeo de las ciudades alemanas al final de la II Guerra Mundial.

Dresden nach den Bombenangriffen

Desolador aspecto de Dresden tras los ataques aliados en 1945.

La ciudad alemana de Dresde fue uno de lo más trágicos ejemplos. Dresde sufrió en las noches del 13 y el 14 de febrero de 1945, bombardeos continuados que dejaron la ciudad en ruinas. Como razón se alegó el debilitar la producción industrial alemana. Sin embargo, los bombarderos no lograron su objetivo sino que transformaron el centro histórico de la ciudad en un caos de humo y cenizas, con el consiguiente desastre en pérdidas humanas entre los numerosos civiles y refugiados. En relación con los titulares de la prensa británica, ambos gobiernos y el palacio de Buckingham se apresuraron a desmentir los rumores.

¿Ceremonias de reconciliación?

Si bien no se espera disculpa oficial, la visita de la reina se ve sin embargo repleta de actos simbólicos en relación con la II Guerra Mundial. La reina asistirá a una ofrenda en el Neue Wache, monumento recordatorio a las víctimas de la guerra en Berlín. Además, la monarca será agasajada en Potsdam en el palacio de Cecilienhof, donde Stalin, Churchill y Truman firmaron los tratados de Potsdam, poniendo así fin a una de las contiendas más sangrientas de la historia.

La agenda de la soberana también contempla el concierto benéfico que la reina presidirá en la Filarmónica de la capital alemana para aportar fondos a la restauración de la Frauenkirche de Dresde, un gesto simbólico que llama a la reconciliación con el pasado.