Stefan Peters: “Colombia está en la mira del mundo” | Colombia en DW | DW | 30.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia

Stefan Peters: “Colombia está en la mira del mundo”

DW habló con el nuevo director del Instituto Colombo-Alemán para la Paz (CAPAZ), con sede en Bogotá, sobre los factores que atentan contra el éxito del acuerdo firmado por el Gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC.

A medida que se acercan las elecciones presidenciales en Colombia, se intensifica el temor a que fracase el acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Juan Manuel Santos y la organización guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). De triunfar en las urnas, como lo pronostican las encuestadoras, a los opositores de ese pacto les bastaría con desatenderlo en términos presupuestarios, políticos y legales para que éste muera de mengua. Su éxito depende de que el Estado y la mayor parte de la sociedad lo impulsen juntos. 

DW habló sobre este tema con Stefan Peters, catedrático de Estudios de Paz en la Universidad Justus Liebig de Gießen y director académico del Instituto Colombo-Alemán para la Paz (CAPAZ), ubicado en la sede bogotana de la Universidad Nacional de Colombia y financiado por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), con recursos del Ministerio de Exteriores de Alemania. CAPAZ acompaña el proceso posconflicto desde una perspectiva que combina la investigación y la divulgación del conocimiento generado por los estudios de paz.

Stefan Peters Politologe Universität Kassel (Universität Kassel)

Stefan Peters, director académico del Instituto Colombo-Alemán para la Paz (CAPAZ).

Deutsche Welle:   Doctor Peters, ¿comparte usted la impresión que muchos tienen en Colombia de que el proceso de paz tiene más factores en su contra que a su favor?

Stefan Peters:  Quienes pensaron que firmar el acuerdo de paz con las FARC sería la parte más difícil del proceso se equivocaron. El júbilo que causó la suscripción de ese documento era comprensible, pero es ahora cuando empieza el trabajo más duro porque todas las facetas del añejo conflicto interno colombiano son complejas.

Tal como ha sido rubricado, el acuerdo de paz con las FARC despierta el rechazo de muchos colombianos. ¿Todavía es posible persuadir a los opositores de aceptar el pacto?

El referendo en torno al acuerdo de paz dejó en evidencia que la sociedad colombiana está polarizada, por un lado –la división fue casi cincuenta-cincuenta–, y que muchos se abstuvieron de votar, por otra parte. Uno de los objetivos de la clase política debe ser convencer a los escépticos de que no hay alternativa razonable que no pase por la paz.

Ir al detalle y discutir la manera en que el proceso de paz debe desarrollarse es necesario, pero antes es imprescindible que una clara mayoría se percate de los beneficios tangibles que trae consigo la paz. Otra meta es incrementar el grado de inclusión política encarnado en el ejercicio del sufragio; hay que incentivar a la gente para que vaya a las urnas.

En Colombia, los promotores de las virtudes de la vida en paz tienen fuertes contendores: los sectores que le sacan provecho al caos y a los miedos derivados del conflicto armado… 

Nadie va a decir abiertamente que está en contra de la paz; pero hay actores que han vivido muy bien gracias al conflicto, que le han sacado provecho económico o político. Eso es cierto…

Frente a un panorama tan complejo como éste, ¿qué aportes puede hacer una institución como CAPAZ? ¿Puede CAPAZ dejar al descubierto a los enemigos de la paz?

Colombia está en la mira del mundo entero, no solamente de Alemania. Hay instancias internacionales organizando actividades para apoyar al proceso de paz en Colombia y CAPAZ es una de ellas. El Gobierno alemán ha dejado muy claro que tiene enorme interés en cooperar con iniciativas colombianas para que el proceso de paz sea exitoso.

Por otro lado, es necesario aclarar que los principales implicados en la búsqueda de la paz son los propios colombianos. De ahí que la labor de CAPAZ en Colombia sea limitada; ésta consiste en acompañar al proceso de paz con proyectos investigativos para identificar problemas, generar conocimientos que optimicen su desarrollo y concebir políticas susceptibles de ser puestas a prueba.

En este sentido, esperamos que CAPAZ pueda hacer un aporte humilde junto a sus socios en la comunidad civil y en la comunidad académica de Colombia. Yo no usaría la expresión ‘dejar al descubierto a los enemigos de la paz', pero seguramente analizaremos qué intereses están en juego en los discursos y las políticas que frenan la implementación del proceso de paz.

Evan Romero-Castillo (ERS)

DW recomienda