SPD, listos para negociar con Merkel sin convicción | Alemania decide | DW | 21.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

SPD, listos para negociar con Merkel sin convicción

El Partido Socialdemócrata alemán se mostró profundamente dividido en su congreso de Bonn. Pero al final, Martin Schulz convenció a sus correligionarios. Las dificultades serán inmensas, y el éxito no está asegurado.

El SPD quiere seguir hablando con los conservadores de Merkel y los bávaros de la CSU sobre una coalición de gobierno. El 56,4 por ciento de los delegados votaron por el sí. Martin Schulz reconoció el resultado, aunque sin júbilo. Anteriormente, en un discurso de una hora en el Centro Mundial de Convenciones de Bonn, el presidente de los socialdemócratas había prometido asumir la corresponsabilidad en un nuevo gobierno con Merkel. O al menos en las conversaciones de la coalición "para explorar qué es posible mejorar en la vida de los alemanes, el país y Europa".

Schulz recordó lo que ya se había acordado con los conservadores en las conversaciones exploratorias, como el retorno a las contribuciones de seguro de salud por partes iguales entre empleador y empleado. Una restricción a las exportaciones de armas, una pensión básica y la garantía de mantener el nivel de las pensiones.

La búsqueda de un derrotero

Schulz pareció darse cuenta de que ninguno de estos puntos ha entusiasmado realmente a los miembros del partido. Por ello les recordó que entre los planes socialdemócratas para un posible gobierno con Merkel está la de "la mayor ofensiva educativa en la historia reciente de Alemania". Aún así, los asistentes ahorraron aplausos.

Ni siquiera la mención de que Macron había apelado a la cordura de los socialdemócratas a favor de Europa logró fascinar a los presentes. Al fin y al cabo, el temor a nuevas elecciones fue lo que parece haber motivado a la mayoría a votar por un sí. En nuevos comicios el SPD lograría un exiguo 20 por ciento, o menos.

Nahles va al grano

Tras horas de debate, Andrea Nahles, vicepresidenta del partido y jefa de su fracción en el Parlamento, fue al grano: "No deseo ni quiero nuevas elecciones”. Y agregó que "si el SPD no asumía ahora la responsabilidad de ayudar a mejorar la vida de quienes más lo necesitan, los ciudadanos nos dirán que estamos locos”. Nahles es considerada una fuerte candidata a la presidencia del SPD.

La estrella secreta de la convención fue Kevin Kühnert, presidente de la organización juvenil SPD (Jusos), cautivó a jóvenes y convenció a muchos con su aguerrida postura contra una nueva coalición. Hacer oposición es la única forma correcta de volver a ganar elecciones en un futuro, asegura Kühnert: "Eso significa ser un enano hoy, pero gigantes mañana".

"Negociar hasta que chille"

Al final, la decisión fue tomada a favor de un mal menor, en comparación con nuevas elecciones. Para Angela Merkel, sin embargo, el SPD no será un socio fácil en las negociaciones de coalición después de esta decisión. "Negociaremos hasta que chille y obtendremos más cosas buenas", prometió Andrea Nahles.

Si los negociadores socialdemócratas no logran plasmar sus principales proyectos en la agenda por negociar con Merkel, el pleno del partido podría no aceptarla. Pero eso ya será otra historia.

Peter Hille (JOV/DZC)

DW recomienda