¿Sol o carbón? El dilema energético de Sri Lanka | Global Ideas | DW | 14.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

¿Sol o carbón? El dilema energético de Sri Lanka

El país apuesta por las energías renovables, pero también por nuevas centrales térmicas de carbón. Sin embargo, no se construirán muchas de ellas, ya que el combustible debe ser importado y es cada vez más caro.

default

Sri Lanka sigue importando carbón para suministrar energía a sus habitantes.

Necesitados de energía y faltos de recursos: un problema con el que justamente los países pequeños se ven confrontados a menudo cuando se trata de impulsar el crecimiento económico. Si a eso le añadimos una red eléctrica insuficiente, el dilema es total. También en Sri Lanka. La demanda de energía crece, pero el país no dispone de yacimientos de materias primas fósiles dignos de mención.

Energía solar para los hogares, centrales térmicas para la economía

Solar energy is used to light village shop, Sri Lanka

La energía solar suministra luz a regiones apartadas.

Proyectos energéticos sostenibles deben contribuir a hacer posible que todos los habitantes de la isla tengan acceso a la electricidad durante este mismo año. Junto a la energía hidráulica, tradicionalmente muy explotada, el año pasado se conectaron a la red varias instalaciones eólicas y parques solares. Pero incluso grandes proyectos energéticos como éstos son incapaces de garantizar que la electricidad llegue a todos los hogares allí donde no se dispone de una red eléctrica central. Una circunstancia que afecta especialmente a las zonas rurales y más alejadas. Instalaciones solares descentralizadas deben ayudar al gobierno a cumplir con sus promesas. El Ministerio de Energía de Sri Lanka ofrece ayudas para fomentar su instalación.

Las ventajas son evidentes: el agua, el viento y el sol no cuestan nada, a diferencia del carbón y el petróleo, materias primas que Sri Lanka necesita importar en su totalidad. Sin embargo, el país no prescinde por completo de los combustibles fósiles. La demanda de energía es, sencillamente, demasiado grande. Es por ello que el carbón, la forma más contaminante de producción de energía, ocupa un lugar central en los planes energéticos del país. Tanto es así que la central térmica de carbón de Norocholai, en la costa occidental de Sri Lanka, es la mayor central de producción de electricidad del país. El primer bloque de la planta, de 300 megavatios, se conectó a la red en marzo de 2011. A éste le seguirán otros dos bloques, que elevarán la capacidad total de la central a 900 megavatios. Mientras tanto, el Parlamento ha aprobado la construcción de una segunda central térmica de carbón en la costa oriental. La última de este tipo, si hacemos caso de los planes del gobierno.

Conocimientos técnicos y materias primas de los vecinos

Kohleförderband, Indonesien

Sri Lanka no dispone de reservas propias de carbón, que debe ser importado.

Para un país en el que muchas personas no disponen de acceso a la red eléctrica, la de Norocholai es una central enorme. Sin embargo, el proyecto resulta más bien modesto si lo comparamos con los de otros países vecinos. "Hay que pensar que ha habido años en los que China ha llegado a desarrollar capacidades comparables a la de la central de Norocholai en cuestión de unos pocos días", explica Carlos Fernández Álvarez, experto en carbón de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). "Pese a todo, la construcción de la central en Sri Lanka es un hecho destacado", sostiene.

Para llevar a cabo la construcción de su primera central térmica de carbón, Sri Lanka recurrió a la ayuda de la vecina China: la empresa constructora es la China Machine Engineering Corporation. La segunda central térmica se levantará en cooperación con la compañía eléctrica estatal india NTPL (National Thermal Power Corporation). Por su parte, el carbón procede de Indonesia: la empresa eléctrica estatal Ceylon Electricity Board ha firmado ya un primer contrato de suministro.

13.02.2012 DW Global 3000 Wasserkraft

La energía hidráulica, junto a la eólica y a la solar, pueden contribuir a garantizar el suministro de energía.

El alza de los precios a nivel mundial obliga a un cambio de modelo

Junto a la energía hidráulica, Sri Lanka ha recurrido hasta ahora sobre todo a las centrales térmicas impulsadas a través de la combustión de petróleo o diésel. El alto precio del crudo, sin embargo, hace que el país apenas pueda permitirse seguir explotándolas. El precio del barril de petróleo subió de forma continua en los últimos diez años, con una breve pausa con motivo de la crisis económica. Con la cotización del barril por encima de los 100 dólares, producir electricidad empleando petróleo se convierte en un lujo caro. Las centrales térmicas de petróleo juegan un papel marginal en la producción de electricidad a nivel mundial. Es por ello que, junto a la construcción de centrales térmicas de carbón, Sri Lanka intenta adaptar las centrales de petróleo al empleo de gas licuado.

A diferencia de lo que se pensaba inicialmente, el gobierno ha reconocido que las centrales térmicas de carbón no comportarán una electricidad más barata para la población.  Las importaciones que llevan a cabo países con industrias en auge como China o la India impulsan al alza el precio del carbón en el mercado mundial. China ha pasado de ser un importante exportador de carbón a convertirse en un país importador. Los dos grandes exportadores de carbón de la región, Australia e Indonesia, pueden aumentar su producción tan sólo de forma limitada.

Asoka Abeygunawardana, del Energy Forum Sri Lanka, critica por ello los planes del gobierno respecto a las centrales térmicas de carbón. "En Sri Lanka no disponemos de reservas de carbón. El carbón no forma parte de nuestras fuentes de energía propias", explica Asoka Abeygunawardana, quien asesoró al gobierno en cuestiones energéticas en calidad de ingeniero. El Energy Forum aboga por un suministro descentralizado y basado en las energías renovables.

El nuevo recurso de Sri Lanka: las costas y el Océano

Electricity distributors at mini hydro electric plant, Sri Lanka

La situación geográfica de Sri Lanka es ideal para el empleo de energías renovables.

"Las recientes fluctuaciones del precio del carbón muestran de forma evidente su relación con el precio del petróleo. El carbón es, además, la forma más sucia de generación de energía. Contamina el medio ambiente de múltiples formas y contribuye al calentamiento global", explica Asoka Abeygunawardana, quien reclama al gobierno que dé marcha atrás en el desarrollo de los nuevos proyectos de centrales térmicas de carbón.

A largo plazo, Sri Lanka podría beneficiarse de su geografía para explotar las energías renovables a gran escala. El país dispone de sol en abundancia, y las costas y el Océano Índico que la rodea ofrecen un gran potencial para la energía eólica y undimotriz, es decir, la que genera el movimiento de las olas. Las primeras instalaciones piloto para aprovechar esta última clase de energía se construirán en breve.

Autor: Hanno Böck / Emili Vinagre
Editor: Enrique López-Magallón

Audios y videos sobre el tema

Publicidad