“Snowden no puede ser un traidor” | El Mundo | DW | 18.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Snowden no puede ser un traidor”

Un juez federal conservador de EE. UU. falla contra la NSA: con su registro generalizado de datos, la NSA viola la Constitución norteamericana, dice. Es una señal importante un abogado de una ONG de derechos humanos.

DW: ¿Qué criticó concretamente el juez Richard Leon en su fallo?

Patrick Toomey: Luego de escuchar a ambas partes, el juez llegó a la conclusión que almacenar durante siete años datos de conversaciones telefónicas realizadas por estadounidenses, tal como lo hace la NSA, viola el derecho individual a tener una esfera privada. Ese es el punto más importante. Su fallo califica los metadatos de nuestras conversaciones telefónicas –cuán y a quién llamamos y qué duración tuvieron las conversaciones– de información privada.

Se trata de datos que, efectivamente, las personas no desean compartir con el Gobierno. Si la NSA almacena esa información durante un largo periodo puede obtener así un perfil detallado de cada uno de los ciudadanos. Eso viola la Enmienda 4 de la Constitución de los Estados Unidos. Sobre esa base, el juez llegó a la conclusión de que el programa de la NSA es inconstitucional y cree que los demandantes ganarán el juicio en todas las instancias.

DW: ¿Qué consecuencias puede tener ello para el trabajo de los servicios secretos, también en lo que se refiere a otras demandas contra las prácticas de la NSA?

Las consecuencias jurídicas no pueden pronosticarse aún, ya que el caso pasó a un juzgado de apelación y debe ser confirmado por este antes de tener algún efecto legal. Es, no obstante, un aporte muy importante para la discusión pública y el debate en relación con la legislación al respecto, también en relación con una demanda que la ONG American Civil Liberties Union presentó en Nueva York. El mensaje a la opinión pública es que los programas de los servicios secretos pueden ser impugnados en forma transparente ante un juzgado. Incluso jueces nombrados por un presidente conservador (en este caso George W. Bush, n. de la R.) llegan a la conclusión de que los programas son inconstitucionales y violan el derecho a la esfera privada. Eso es muy importante, porque convencerá a la opinión pública de los problemas legales que plantean y ejercerá presión sobre el Congreso para que los reforme.

¿Qué efecto puede tener el fallo para Edward Snowden y otros informantes?

Influirá sin duda positivamente sobre la opinión pública y seguramente se comprenderá más la importancia de esas revelaciones. Snowden informó sobre cosas que un juez federal calificó de inconstitucionales. Para los informantes es decisivo que esté garantizado el derecho a comunicar a la opinión pública casos de engaño, dilapidación, abuso u otros actos inconstitucionales de funcionarios del Estado. El fallo confirma mi opinión de que Edward Snowden no es un traidor. Es un informante, que realizó un decisivo aporte al debate público sobre programas que violan la esfera privada.

Patrick Toomey es abogado del Programa de Seguridad Nacional de la ONG norteamericana American Civil Liberties Union (ACLU). Está especializado en las actividades de los servicios secretos, internaciones por tiempo indefinido y secretos gubernamentales.

Publicidad