Sitio de memoria en Colonia Dignidad: un camino de sanación para las víctimas | Chile en DW | DW | 07.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Chile

Sitio de memoria en Colonia Dignidad: un camino de sanación para las víctimas

Una intensa semana de encuentros con víctimas de la secta tuvieron expertos alemanes que preparan proyecto de memorial. El concepto debiera ser presentado en marzo.

Colonia Dignidad, Chile.

Colonia Dignidad, Chile.

Un largo anhelo de las víctimas de Colonia Dignidad, en el proceso de esclarecer la verdad y elaborar el pasado en torno al enclave alemán en el sur de Chile, es que se constituya un memorial en homenaje a las víctimas de asesinatos, desapariciones, torturas y abusos. En medio de las demandas por reparaciones, que siguen pendientes, y los anuncios de un fondo de ayuda de emergencia para atender a las víctimas más dañadas, por parte del Parlamento alemán, existen amplias expectativas sobre el trabajo que puede realizar la Comisión Mixta Colonia Dignidad, creada en julio de 2017, por un acuerdo entre Chile y Alemania.

Una de sus tareas, la de elaborar un concepto para un sitio de memoria, comienza a tomar forma, a cargo de cuatro expertos. Por la parte alemana, Elke Gryglewski, directora del memorial Casa de la Conferencia de Wannsee, y Jens-Christian Wagner, director de la Fundación de Memoriales de Baja Sajonia. Y por Chile, María Luisa Sepúlveda, presidenta de la Fundación Museo de la Memoria, y Diego Matte, de la Universidad de Chile.

Esta semana, los expertos alemanes participaron en una serie de actividades en Chile, que incluyeron varios días de talleres con diferentes grupos de víctimas en la ex Colonia Dignidad, un encuentro común en Talca y una visita de ex colonos al Museo de la Memoria, en Santiago, donde tomaron conocimiento de la experiencia de esta entidad.

En el caso de Colonia Dignidad, la tarea de establecer un sitio de memoria es compleja, pues no se trata de una memoria común o única. "Este es un gran desafío, porque hay intereses de distintos grupos. Está el compromiso de hacer un sitio de memoria en el interior de la colonia, pero justamente en donde se podría hacer, por ejemplo un lugar simbólico, donde el líder Paul Schäfer violaba a los niños, hoy hay un restorán”, dijo María Luisa Sepúlveda en entrevista con DW.

La ex colona Doris Gert dialoga con Elke Gryglewsk.

La ex colona Doris Gert dialoga con Elke Gryglewsk.

Entre las víctimas hay chilenos y alemanes con experiencias y realidades diversas. Están quienes fueron abusados sexualmente cuando niños o fueron adoptados por jerarcas de la colonia, las víctimas de la dictadura detenidas y torturadas en el enclave, así como familiares de quienes fueron asesinados y hechos desaparecer. También los colonos que trabajaron como esclavos por décadas y recibieron medicación forzada, con psicofármacos. Algunos dejaron la secta y viven en diferentes lugares de Chile y Alemania, otros son hijos de los antiguos jefes, y hoy administran las empresas agrícola y turística de la ahora llamada Villa Baviera.

Visiones y prejuicios

"Estas reuniones son muy importantes, porque en cada grupo existen muchos prejuicios acerca de lo que supuestamente los otros piensan o quieren. Son grupos bastante heterogéneos, y entre ellos mismos hay expectativas muy diversas. Unos son más abiertos y están muy dispuestos a seguir rápidamente adelante; otros temen más y tienen dudas. Estas actividades ayudan a poner todo sobre la mesa y poner las diferentes perspectivas en diálogo”, señaló a DW Elke Gryglewski.

A pesar de que se trata de una tarea compleja, la experta alemana destaca avances: "Un gran tema era el del sitio y hemos avanzado en demostrar que éste debe ser construido en un sitio histórico y no en un lugar artificial que no tenga que ver”.

En ese sentido, las víctimas pusieron en común sus experiencias y qué esperan de un sitio de memoria. "Hay relatos muy crudos acerca de castigos con electricidad y golpes permanentes; hijos que fueron separados de sus padres; hombres que cuando eran niños fueron abusados, y colonos que trabajaron casi como esclavos, sin horario, sueldo, ni consideración por la edad o las capacidades”, explicó Sepúlveda.

Un progreso importante fue acercar posiciones. "Ahora hay un mayor entendimiento entre los colonos de que es necesario que las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos tengan un lugar para ir a conmemorar a sus familiares. No tienen un cementerio, entonces van a poder conmemorar el sufrimiento en este sitio. Y por otro lado, estas agrupaciones han entendido que es necesario también hablar del sufrimiento de los colonos”, subrayó Gryglewski.

Elke Gryglewski, sostuvo encuentros con las víctimas del enclave alemán en el sur de Chile en la misma colonia, en Talca y en Santiago.

Elke Gryglewski, sostuvo encuentros con las víctimas del enclave alemán en el sur de Chile en la misma colonia, en Talca y en Santiago.

"Este es un trabajo largo, que tiene varias aristas y exige la acción de ambos gobiernos. Hay que seguir trabajando en los archivos, algunos de los cuales están dispersos o perdidos, para ir develando situaciones que todavía no salen a flote”, apuntó Sepúlveda.

Propuesta de expertos chilenos en Berlín

Tras el encuentro final, en el que compartieron distintos grupos de víctimas, Sepúlveda señala que "hay bastante consenso en que todos quieren que todas las historias estén presentes. Las víctimas nombraron algunos espacios como hitos fundamentales para que ahí la memoria no se perdiera. Este memorial tiene que dar cuenta de todas las memorias”.

En marzo próximo, los dos expertos chilenos viajarán a Berlín para una nueva reunión con sus pares alemanes. Allí elaborarán un concepto de sitio de memoria para la excolonia y presentarán una propuesta con los pasos futuros. "El concepto incluye no solamente un memorial o monumento, sino también diferentes funciones, así como lo conocemos en Alemania, con un centro de documentación, archivo, exposición y centro de educación”, remarcó Elke Gryglewski.

"Las víctimas tienen dudas y miedos, pero a la vez muchas ganas y esperanzas de que se haga este memorial. Sienten que han sido muy abandonados tanto por el Estado de Chile como por el Estado de Alemania durante muchas décadas y ven ahora la posibilidad de reivindicar y de empezar un proceso de reparación que los sane y los ayude a vivir con esta carga de mejor manera. Un sitio de memoria podría conducir a un camino más de sanación”, concluyó María Luisa Sepúlveda.

(CP)
Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda