SIPRI: el rearme nuclear continúa | El Mundo | DW | 18.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

SIPRI: el rearme nuclear continúa

La ilusión de un mundo libre de armas atómicas se disipa: se están desarrollado nuevas armas nucleares, critica el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo en su informe anual.

Nordkorea Raketentest (picture-alliance/dpa/Uncredited/KCNA)

Prueba balística en Corea del Norte.

2017 fue un año especial para quienes luchan contra las armas nucleares: 122 Estados miembros de las Naciones Unidas firmaron un acuerdo para ni producirlas ni adquirirlas. Sin embargo, el objetivo de un mundo libre de armas atómicas no está más cerca: según las últimas estimaciones del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), todavía hay 14.465 armas nucleares que se encuentran en manos de sólo nueve países: Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte. Aunque estos nueve países son pocos, ni siquiera piensan en renunciar a sus arsenales nucleares.

Menos armas, pero más modernas

En comparación con el año pasado, el número total de armas nucleares ha disminuido ligeramente, pero al mismo tiempo las existentes están siendo modernizadas, destaca Shannon Kile, jefe del proyecto sobre armas nucleares del SIPRI, en entrevista con Deutsche Welle. "Eso significa que las armas más antiguas serán reemplazadas, algunas tienen 40 o 50 años, pero también se desarrollará armamento nuclear con nuevas capacidades y nuevas funciones técnicas".

Infografik Zahl der Atomwaffen je Staat im Januar 2018 ES

Nuevas bombas atómicas para Alemania

El gobierno de Estados Unidos no confirmó hasta febrero el desarrollo de nuevas armas nucleares, cuando lanzó una versión actualizada de su doctrina nuclear. Alemania, que no tiene armas nucleares propias, se ve también afectada como miembro de la OTAN bajo el escudo nuclear de los Estados Unidos. La veintena de bombas atómicas estadounidenses B61 estacionadas en la región del Eifel (en el oeste de Alemania) deberán ser reemplazadas en los próximos años por sistemas de mayor precisión.

Modernización costosa

Los Estados Unidos prevén invertir mucho dinero en la renovación de su arsenal nuclear: 400.000 millones de dólares hasta 2026. Para las potencias nucleares más pequeñas, como India y Pakistán, se trata, según Shannon Kile, de una especie de "carrera de armas estratégicas": desarrollan nuevas armas nucleares y aumentan al mismo tiempo su capacidad de producción de material fisible. Las armas nucleares siguen siendo un componente central de su respectiva estrategia de defensa nacional.

Fliegerhorst Büchel (picture alliance / dpa)

En la base aérea de Büchel, en la región alemana de Renania-Palatinado, se almacenan unas veinte ojivas nucleares estadounidenses.

Kile considera que no está clara la efectividad de los tratados internacionales: "Lo que me preocupa en este momento es que la relación política y estratégica entre Estados Unidos y Rusia se ha derrumbado… y ambos países juntos tienen el 92 por ciento de todas las armas nucleares".

Cuestionado control armamentístico

El experto teme que los acuerdos de desarme más importantes, como el "New START", con vencimiento en los próximos años, no sean reemplazados por otros nuevos. En ese caso, no habría restricciones contractuales sobre la limitación de arsenales. "Nos estamos alejando claramente de la visión de Barack Obama de un mundo libre de armas nucleares en 2009", resume.

El rápido progreso técnico alcanzado por Corea del Norte, que en doce meses ha probado bombas nucleares y misiles de largo alcance, resulta sorprendente para el experto del SIPRI, que lleva años monitorizando la evolución de los nueve países nucleares. No está claro, considera, que la reunión entre Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, vaya a conducir a un desarme nuclear efectivo. "Soy un poco escéptico", admite. Pero la cumbre abrió la puerta para avanzar con medidas de fomento de la confianza.

Contención del gasto militar

En su "Informe anual 2018", los investigadores del SIPRI compilaron datos que ponen de relieve la delicada situación de seguridad: nunca antes, desde el final de la Guerra Fría, se gastó tanto dinero en defensa como en 2017. La suma del gasto militar mundial fue de 1.739.000 millones de dólares, 230 dólares por cada habitante del planeta. En 2016, el gasto per capita en armamento era todavía de 227 dólares.

Singapur USA Nordkorea Gipfel Donald Trump, Kim Jong Un (picture-alliance/AP Images/E. Vucci)

El 12 de junio los presidentes de Corea del Norte y Estados Unidos hablaron en Singapur sobre la desnuclearización de la península coreana.

Este aumento se explica por un mayor gasto militar en algunas, aunque no en todas, las regiones del mundo. Sorprende el aumento en Asia: por ejemplo, China incrementó su presupuesto de defensa en un 5,6 por ciento hasta los 228.000 millones de dólares. En Europa, mientras los países del Este gastaron significativamente menos en defensa en 2017 que en el año anterior, los de Europa Central y Occidental aumentaron sus presupuestos militares.

Alemania destinó el año pasado 37.000 millones de euros (unos 43.500 millones de dólares) al ejército, lo que representa unos 2.000 millones de euros más que el año anterior. El presupuesto de defensa más alto de todos los países se mantiene sin cambios: el de Estados Unidos, con 610.000 millones de dólares. Le siguen China, Arabia Saudí y Rusia.

Demanda de armas alemanas

Según los investigadores de Estocolmo, otra tendencia continúa: el comercio mundial de equipos militares sigue creciendo tras alcanzar su nivel más bajo a principios de la década del año 2000. Entre los mayores exportadores de armas se cuenta Alemania: tras Estados Unidos, Rusia y Francia, el país es el cuarto mayor exportador de equipos militares del mundo.

Nina Werkhäuser (LGC/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad