Sin temor a la industria china | Economía | DW | 23.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Sin temor a la industria china

En la Feria Industrial de Hannover se presentan 5.000 empresas de todo el mundo. China, este año país invitado, es un importante mercado de exportación y un rival que cobra cada vez más peso.

A la feria industrial de Hannover llegan expositores de 5.000 países.

A la feria industrial de Hannover llegan expositores de 5.000 países.


Para los constructores de maquinarias e instalaciones, China se ha convertido, entretanto, en el mercado de exportación más importante del mundo. En 2011 vendieron a ese país productos por un valor de 19.000 millones de euros. Hace 10 años fueron sólo cinco mil millones. Los chinos construyen con esas maquinarias los productos que venden en todo el globo.

Pero hace mucho tiempo que comenzó la carrera por ocupar el primer lugar en el mercado. También en China hay constructoras que ofrecen aparatos de alta complejidad que pronto podrían llegar a ser los primeros en competir con Alemania.

Alrededor de 5.000 empresas se presentan en la Feria industrial de Hannover. Para los fabricantes alemanes esa es una excelente oportunidad de ver hasta dónde se ha desarrollado la competencia, dice Hannes Hesse, director general de la asociación del sector, VDMA, por sus siglas en alemán. “Los chinos vienen a Hannover a exponer lo mejor que tienen, es decir, que veremos productos de última tecnología. Y debemos compararlos con los que nosotros fabricamos. Lo que aún no se sabe es si los chinos pueden fabricar esos productos en masa”, señala Hesse. Y añade que ese será un proceso que valdrá la pena seguir.

Rotor eólico de la empresa Fuhrländer.

Rotor eólico de la empresa Fuhrländer.

También Joachim Fuhländer, cuya compañía se dedica a la fabricación de centrales de energía eólica, observa con atención la evolución de la industria china. “Sin duda, China nos infunde respeto, pero no miedo”, subraya. Su empresa, dice Fuhrländer, vendió hace algunos años una licencia al mayor productor chino de centrales eólicas. “La compañía tuvo mucho éxito. Pero fue nuestro concepto de formar sociedades, entregar licencias y compartir tecnología el que también tuvo éxito, ya que el que comparte nunca se empobrece”, explica el empresario.

Su empresa, de orden mediano, está en Renania-Palatinado. Ya produce en India y está planificando hacerlo en Brasil, Vietnam y Ucrania. Eso resulta de que muchos países que tienen interés en la energía eólica valoran el hecho de que se produzca en su territorio, y no en el extranjero. “Brasil, por ejemplo, quiere que se produzca allí un 60 por ciento del total. Pero a los chinos les cuesta aceptar la idea, ya que pretenden producir en China y exportar al mundo. Alemania, por el contrario, posee una cadena de producción en diversos países, ya que la gente allí también necesita trabajar”, dice Fuhrländer.

Lo que Fuhrländer presenta en la Feria de Hannover parece, a primera vista, algo poco espectacular, y tiene la apariencia de un rotor eólico. “Lo especial de este rotor es que unimos el engranaje y el generador en un solo grupo, con lo cual ahorramos alrededor de un 60 por ciento de peso”, afirma. Y menos peso significa más facilidad en el transporte y en el montaje, además de que se pueden utilizar basamentos más baratos. La central eólica también es interesante para países cuyas vías de transporte y cuya logística no están tan desarrolladas como en Europa. A pesar de ser ligeras, el rendimiento de las centrales eólicas es comparable al de centrales mucho más pesadas.

Fuerza hidráulica sin represas

Feria de Hannover: Maquinarias y tecnología de punta.

Feria de Hannover: Maquinarias y tecnología de punta.

La empresa Smart Hydro Power demuestra que todo se puede fabricar en tamaño aún más pequeño. El estudio de ingenieros de Baviera es una especie de start up del ramo energético y en él sólo trabaja un puñado de especialistas. Produce una mini central hidráulica que funciona independientemente de que exista una represa. Se trata de una turbina algo similar a un submarino, de unos 300 kilogramos de peso. Si se la coloca en un río que posea una corriente lo suficientemente poderosa, con ella se puede abastecer de electricidad a pueblos enteros, explica Christina Di Santo, de Smart Hydro Power. “La primera se instaló en Perú. Allí hay una aldea de 28 casas, y la turbina abastece a esos 28 hogares de electricidad”, dice la experta. Smart Hydro Power concibió la turbina de agua como una alternativa más económica y más ecológica a los generadores a diésel, que son muy comunes en los países en vías de desarrollo.

La compañía Festo, en los alrededores de Stuttgart, se ocupa, por su parte, de problemas típicos de los países industrializados. “El cambio demográfico no perdona, y los empleados son cada vez mayores”, señala el vocero de la compañía, Heinrich Frontzek. Si en Alemania la gente se jubila a los 67 años, y los operarios que trabajan empleando su fuerza física deben seguir rindiendo lo que siempre rindieron, entonces se deben buscar soluciones tecnológicas. Festo cuenta con más de 15.000 empleados y es una de las empresas líderes en tecnologías de automatización y control.

Fuerza para manos cansadas

Festo: Mano artificial que opera a control remoto, a cientos de km.

Festo: Mano artificial que opera a control remoto, a cientos de km.

“Los empleados de montaje de más edad, por ejemplo, necesitan refuerzos en sus procesos laborales. Por eso, desarrollamos un guante que duplica la fuerza de la mano humana”, dice Frontzek. El guante tiene la apariencia de una mano robot que se puede colocar sobre la propia mano como un guante, y también se la puede manejar por control remoto. Cada movimiento del guante se transmite a un brazo artificial que puede estar hasta a cientos de kilómetros de distancia. Es especialmente útil en lugares peligrosos, como en centrales nucleares en las que haya habido algún escape, como Fukushima, en Japón. Gracias al producto de Festo, se podría trabajar allí sin renunciar a la sensibilidad de la mano humana. Estas novedades y mucho más ofrece la Feria Industrial de Hannover.

Autor: Andreas Becker/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda