Sigue la violencia en Kenia | El Mundo | DW | 04.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sigue la violencia en Kenia

Cuatro personas murieron en Mombasa al chocar la policía y manifestantes. Autoridades locales no han dado a conocer si los ataques tienen relación con el reciente asalto al centro comercial Westgate de Nairobi.

Al menos cuatro personas murieron en la ciudad keniana de Mombasa en enfrentamientos entre la policía y cientos de jóvenes manifestantes musulmanes enfurecidos por el asesinato ayer jueves de un clérigo radical musulmán.

Los manifestantes musulmanes además prendieron fuego a una iglesia del Ejército de Salvación en Mombasa. Siete personas resultaron heridas por disparos y machetazos en los disturbios y fueron trasladadas al hospital, informó la Cruz Roja.

Las autoridades destacaron unidades policías en las calles y guardias armados fuera de las iglesias y centros cristianos de la segunda ciudad más grande Kenia, de mayoría musulmana.

"Estoy encerrado en mi tienda", afirmó el dueño de un comercio de té de Mombasa por teléfono. "Hay fuego en las calles, disparos. La gente está corriendo y siendo perseguida por la policía. Hay mucho gas lacrimógeno", agregó.

Ola de violencia

El jueves, un grupo de hombres armados abrió fuego contra un coche en Mombasa y mató a cuatro personas, entre ellas el clérigo radical musulmán Sheikh Ibrahim Ismail. Éste estaba considerado como el sucesor de Abud Rogo Mohamed, un predicador relacionado con los islamistas somalíes de Al Shabab.

Rogo Mohamed fue abatido en agosto del año pasado y su muerte provocó una ola de disturbios en Mombasa, en la que también resultaron atacadas iglesias y que se saldó con la muerte de al menos cuatro personas.

Al Shabab es el grupo responsable del reciente ataque contra el centro comercial Westgate de Nairobi, capital de Kenia, en el que murieron al menos 72 personas, entre ellas 61 civiles, seis soldados y cinco atacantes.

La policía no comentó si el asesinato de Ismail pudo estar relacionado con el ataque al centro comercial.

Mohamed Abdullah, un religioso de la mezquita Jamia de Nairobi, acusó a las fuerzas de seguridad de la muerte de Ismail. "No están arreglando nada con asesinatos extrajudiciales", afirmó.

Grupos defensores de los derechos humanos han acusado a las fuerzas de seguridad en el pasado de abusar de los musulmanes y los somalíes étnicos después de los ataques en Kenia.

EL(dpa, EFE)

Publicidad