Si Evergrande cayera, China sería capaz de ″amortiguar el golpe″ | Economía | DW | 21.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Si Evergrande cayera, China sería capaz de "amortiguar el golpe"

La economista jefe de la OCDE, durante la presentación de sus previsiones, descarta que se vaya a convertir en un "Lehman chino". Las proyecciones para Latinoamérica y Europa mejoran, aunque no para Alemania y EE. UU.

China tiene capacidad para "amortiguar el golpe" de Evergrande, afirmó el martes (21.09.2021) la economista jefe de la OCDE, Laurence Boone. La empresa, el mayor promotor inmobiliario de China por facturción, amenaza con quebrar por sus enormes deudas, lo que hace temer por la economía china e incluso mundial.

Esta semana, algunos observadores empezaron a hablar de un posible "Lehman chino", en referencia al colapso del banco estadounidense en 2008 y la crisis que desencadenó en el sistema financiero mundial. "Creemos que las autoridades chinas tienen la capacidad fiscal y monetaria para amortiguar el golpe", dijo Boone en una conferencia de prensa sobre las previsiones económicas mundiales del organismo internacional para 2021 y 2022.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) calcula que una caída del 2% de la demanda china en dos años, lo que de momento no está previsto, podría reducir la actividad económica mundial en un 0,5%. El sector inmobiliario es clave para la economía china. Representa alrededor de una cuarta parte de su PIB y fue fundamental en la recuperación económica tras la pandemia.

En cuanto al posible impacto de una quiebra de Evergrande en el ámbito financiero, la economista jefe de la OCDE aseguró que "la conexión entre los mercados financieros de China y los otros es menor que la que vemos en el mundo occidental". "Así que el impacto sería relativamente limitado, salvo para algunas empresas", dijo Boone. No obstante, la previsión de crecimiento de la OCDE para China, principal economía mundial, se mantiene para el año en curso en un 8,5%.

La economía mundial crecerá en 2021 un 5,7%, según la estimación de la OCDE, que revisó una décima a la baja su previsión previa y considera que hay una recuperación "muy desigual" frente a la crisis del COVID-19. "El crecimiento económico ha repuntado este año, ayudado por el fuerte apoyo político, el despliegue de vacunas eficaces y la reanudación de muchas actividades económicas", escribe la organización en el informe que presentó Boone. Para 2022, prevé una expansión del 4,5%.

La Organización rebajó en un 0,9% el crecimiento de Estados Unidos en 2021 respecto a las proyecciones de mayo, que se situaría en un 6%, aunque aumenta la previsión para la Eurozona (5,3%, +1). Según Boone, la revisión a la baja de la proyección de Estados Unidos se debe a que "la variante delta golpeó con fuerza" la primera economía mundial, aunque se está recuperando de nuevo "con mucha fuerza".

Por su parte, Alemania sería la única de las principales economías de la Unión Europea (UE) en ver su previsión retroceder, al 2,9% (-0,4), frente a Francia (6,3%, +0,5), Italia (5,9%, +1,4) y España (6,8%, +0,9). "El fuerte apoyo de la política macroeconómica y las condiciones financieras acomodaticias deberían seguir apuntalando la demanda en los países avanzados", apunta la OCDE, en referencia al paquete de estímulo de la UE y el plan de infraestructuras de Estados Unidos.

Las principales economías latinoamericanas registran por su parte progresos: México (6,3%, +1,3), Argentina (7,6%, +1,5) y Brasil (5,2%, +1,5). Sin embargo, "algunos países tienen un margen de maniobra limitado para proporcionar un apoyo amplio a la actividad, en particular aquellos en los que las presiones inflacionistas ya están aumentando y los tipos de interés de referencia han subido", como Brasil y México, según el informe.

lgc (afp/efe/dpa)

DW recomienda