Serbia mantiene rumbo a la UE | Europa | DW | 03.02.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Serbia mantiene rumbo a la UE

La Comisión Electoral estatal de Serbia informó en base al 47 por ciento de los votos escrutados, que el actual presidente, Boris Tadic, ganó con 51,8 por ciento en la segunda ronda de los comicios presidenciales.

default

Tadic rumbo a UE.

"Serbia vota hoy su destino", tituló su portada el diario serbio "Blic". Los ciudadanos serbios acudieron a las urnas para elegir presidente en la segunda vuelta electoral, una elección no sólo por el cargo presidencial sino para la futura orientación geopolítica del país.

En base a los resultados dados a conocer por la Comisión Electoral y de no registrarse mayores cambios al final del recuento total, Serbia parece haberse decidido por seguir el curso hacia la Unión Europea.

La Comisión Electoral estatal de Serbia indicó la noche del domingo con el 47 por ciento de los votos escrutados que el actual presidente, Boris Tadic, ganó con 51,8 por ciento en la segunda ronda de los comicios presidenciales.

Su contrincante Tomislav Nikolic reunía el 47,18 por ciento de los votos, en unos comicios que contaron con la participación electoral récord del 67 por ciento sobre 6,7 millones de votantes registrados.

Tadic y su política prooccidental

Los ciudadanos serbios debían decidir entre un candidato euroescéptico y pro ruso, Tomislav Nikolic, y uno pro europeo, Boris Tadic, en un momento delicado para Serbia ante la posible independencia de Kosovo. La contienda entre el presidente Tadic, a favor de las políticas occidentales, y su rival nacionalista, Nikolic, fue muy estrecha.

Nikolic, del opositor y ultranacionalista Partido Radical Serbio (SRS), se impuso en la primera vuelta, hace dos semanas, frente a Tadic, líder del Partido Democrático (DS), con una diferencia de votos del 4,5 por ciento.

Aunque ambos líderes se oponen a la independencia de Kosovo, Tadic aboga por una política que "no renuncie ni a Kosovo, ni a la UE".

Los serbios han vuelto a dar el apoyo a las reformas pro europeas iniciadas en el año 2000, tras la caída del régimen autoritario de Slobodan Milosevic. Tadic había pedido a los serbios que se traguen su orgullo y busquen la membresía de la UE sin importar lo que suceda con el fin de no regresar al aislamiento internacional que caracterizó la década pasada y que en su opinión encarna Nikolic, antiguo aliado de Milosevic en el poder.

La lucha por la tierra sagrada

En los últimos meses en Serbia surgieron serias reticencias hacia la UE que desoye las aspiraciones serbias sobre Kosovo, a lo que siguió un aumento de la popularidad de Nikolic.

El Partido Radical de Nikolic que siempre estuvo en el tercer lugar en todas las elecciones desde la caída del líder autócrata Sloboban Milosevic logró explotar la ira por la pérdida de Kosovo.

"Serbia desea un cambio", afirmó Nikolic quien buscaba estrechar relaciones con Moscú, el único gran aliado de Serbia sobre el tema de Kosovo. "Serbia tiene dos caminos: el de Rusia está completamente abierto, y el otro hacia la Unión Europea es espinoso y está lleno de obstáculos", según Nikolic.

Aunque difícil convencer a los electores de que tiene amigos en Occidente, Tadic parece haberlo logrado.

Los albano-kosovares, una mayoría abrumadora de la población en Kosovo, se preparan para proclamar la independencia de esa provincia serbia, en coordinación con EE.UU. y la UE, de quienes esperan ser reconocidos, sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU y pese a la rotunda oposición de Serbia.

Se considera que los albano-kosovares comunicarán poco después de las elecciones serbias la fecha en que piensan proclamar esa independencia unilateral.

DW recomienda

Publicidad