¿Serán los libios los siguientes en tumbar a su dictador? | Política | DW | 18.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Serán los libios los siguientes en tumbar a su dictador?

Las protestas contra el líder libio Muammar al Gaddafi podrían escalar en los siguientes días. ¿Logrará el pueblo libio la hazaña, después de Túnez y Egipto, de derrumbar otro régimen autoritario en el Magreb?

default

Muammar al Gaddafi asumió el poder de Libia en 1969 tras un golpe militar.

Libia podría seguir los pasos de sus vecinos Túnez y Egipto, y derrumbar a su líder que desde 1969 se encuentra en el poder. El beduino Muammar al Gaddafi es ahora el gobernante más longevo del continente africano. Dicho país es el más rico de África del Norte, gracias a sus exportaciones de hidrocarburos que superan a las de su vecino Argelia.

No obstante, las desigualdades sociales son notables; los partidos políticos están prohibidos y hay poco espacio para la disensión. Los servicios libios de seguridad mantienen además un control férreo y la oposición, débil, vive sobre todo en la diáspora.

Algunos expertos en países árabes ven, empero, como poco probable un levantamiento al estilo egipcio, en parte, porque Gaddafi puede usar el dinero del petróleo para suavizar los problemas y necesidades sociales de la población. “Libia se encuentra entre los dos ‘Estados liberados’ de Egipto y Túnez. Ésto motiva a los protestantes a salir a las calles y a pedir el fin del régimen de Gaddafi”, dijo Karim El-Gawhary, corresponsal de diversos medios alemanes, a Deutsche Welle. Sin embargo, la situación de los manifestantes es más complicada. También lo es la relación ambigüa que tiene la Unión Europea con Libia.

Problemas sociales

Arabische Liga 2010 Libyen NO FLASH

Gaddafi se rodea siempre de varios guardaespaldas, también mujeres, en sus apariciones en público, también en sus viajes al extranjero.

Según El-Gawhary, la escalada de protestas en Libia depende de si sus ciudadanos pueden atraer cada día a más personas a las calles para alcanzar una masa crítica que ya no sea manejable para los servicios de seguridad de ese país.

Pero al mismo tiempo, la estrategia de Gaddafi para frenar las demostraciones podría enfocarse a ceder ante las exigencias de los protestantes de obtener mejoras sociales. “En ese país el tema social y económico es muy importante, no se trata solamente de libertades políticas civiles en este caso”, dijo El-Gawhary. Según cifras no oficiales, la tasa de desempleo oscila entre el 20 y el 25 por ciento.

Europa – Libia: relación cargada de intereses

"La comunidad internacional tiene que actuar bastante rápidamente y mostrar que el cambio político puede ir acompañado de un cambio económico y social tangible", dijo Clara O'Donnell, del Centro para las Reformas Europeas. Sin embargo, con importantes intereses en la región -no sólo en los sectores del petróleo y el gas, de los que los estados norteafricanos son grandes proveedores de la UE, el bloque probablemente siga extremadamente cauto en su enfoque.

Los países miembros de la UE con grandes lazos históricos en la región, particularmente Francia e Italia, toman frecuentemente posturas que chocan con las de los países del norte de Europa. "Ahí entra la cuestión de cómo se relacionan con países con regímenes que aún están en el poder", dijo O'Donnell. "No veo que la UE cambie su enfoque hacia Libia, por ejemplo", añadió. “Pero va a ser muy difícil para la UE decir que apoya plenamente la transición en Egipto y no plantear la cuestión con los vecinos, cuando éstos van a estar bastante incómodos con lo que está ocurriendo en Egipto", agregó.

10% del petróleo "alemán" proviene del norte de África

Italien Libyen Muammar Gaddafi bei Silvio Berlusconi in Rom

Libia, antigua colonia italiana, tiene fuertes vínculos comerciales con el país europeo. En la foto, Gaddafi y Berlusconi en un encuentro en el 2010.

Muammar al Gaddafi fue considerado por políticos europeos durante tres décadas como terrorista. Pero gracias a las millonarias indemnizaciones que el dictador libio pagó a las víctimas de diversos atentados, entre otras acciones, las relaciones entre Libia y la Unión Europea se distensionaron. Sobre todo, porque el país del norte de África se volvió interesante para los europeos, particularmente por sus yacimientos de petróleo y gas.

Italia es uno de los mayores socios comerciales de Gaddafi. El país mediterráneo fue, de hecho, colonia italiana. En el 2008, y según el primer ministro Berlusconi pagó alrededor de 5.000 millones de dólares como indemnización por la ocupación colonial, y obtuvo concesiones importantes, así como estatus de primer inversor extranjero en Libia. Actualmente, Italia dispone de una línea directa de petróleo y gas desde Libia. Pero no sólo este país europeo es cliente de los libios. Cerca del 10 por ciento del petróleo consumido en Alemania proviene de esta región del norte de África.

Argelia y Yemen, también en la mira

A parte de Libia, la suerte de otros países árabes -entre ellos Argelia y Yemen- también están en la mira de los analistas internacionales. Ambos tienen mucho en común con Egipto y Túnez. Son parte del mundo árabe, tienen dirigentes aferrados al poder, una gran población de jóvenes desempleados y movimientos de oposición que aclaman que ya es hora de una transición a la

democracia.

En Argelia se forma un amplio frente contra el actual sistema en protesta por la situación social. El Gobierno ha prometido más reformas y la pronta suspensión del estado de excepción, pero procede con dureza contra los manifestantes.

Los manifestantes en Yemen piden la dimisión del presidente Ali Abdullah Salih en la capital, Saná. Varios testigos hablaron de ataques por parte de simpatizantes del Gobierno. Numerosas personas murieron en enfrentamientos entre opositores y la policía, varios más resultaron heridos.

Entre tanto, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) analizarán el próximo lunes en un Consejo del ramo en Bruselas los múltiples movimientos en pro de la democracia que han estallado en el mundo árabe en las últimas semanas, informaron hoy fuentes diplomáticas comunitarias en la capital belga.

Autora: Cristina Mendoza Weber

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda