¿Será el coronavirus un golpe mortal para los comerciantes en Alemania? | Alemania Hoy | DW | 16.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

¿Será el coronavirus un golpe mortal para los comerciantes en Alemania?

Nuevamente las calles en Alemania están cobrando vida. No obstante, muchos comerciantes temen por su futuro.

Sven Liebe en su puesto de verduras y frutas.

Sven Liebe tiene un puesto de frutas y verduras.

Cientos de personas caminan un sábado por el centro comercial de Colonia. Algunos utilizan tapabocas, mientras que otros disfrutan de un helado. Muchos se detienen delante de las vidrieras para apreciar los trajes de baños, pero luego de un momento siguen caminando. 

"Estábamos pensando en entrar a un negocio, pero dijimos: 'Mejor no'", expresó Susen, quien viajó a Colonia por unas pequeñas vacaciones. Entrar a los negocios con mascarillas hace que las compras sean estresantes. Susen prefiere disfrutar del ajetreo de las calles luego de unas largas semanas de aislamiento.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Mirar vidrieras sin comprar

"Sí, la ciudad está llena, gente por todos lados", dice Sven Liebe, vendedor de fruta y verdura. Él colocó su puesto en una esquina del centro de Colonia. Entre otras cosas vende bananas, melones y duraznos. "Pero la gente no está comprando, solo quiere pasear", dice Liebe.  

Unas pocas personas cargan bolsas. Es por eso que Liebe y su madre, Petra, piensan dos veces antes de trasladarse al centro de Colonia. "Compro productos por un valor de 500 euros, y al final del día solo gano 100 euros", explica. "Prefiero estar en casa. No necesito gente que solo observe mis productos".

Muchos comerciantes están luchando por sobrevivir. "Hay muchos menos clientes que antes de la crisis del coronavirus", dice Stefan Genth, director de la Federación de Comercio de Alemania (HDE), "muchos lugares no alcanzan las ventas necesarias".

Según una encuesta de HDE a 400 negocios en Alemania, más de un tercio de los comercios temen por su existencia a causa de la pandemia. Casi el 80 por ciento se muestra pesimista frente al futuro y prevé una ola de insolvencias como resultado de la crisis. "Sin comercio, el centro morirá", dice Genth.

Tiendas al borde de la quiebra

"Acabamos que controlar nuestras finanzas", dice Hans Georg Reifenrath detrás del mostrador de su tienda de regalos, Traumstern. En comparación con el año pasado, la facturación bajó en un 61 por ciento. "Eso es básicamente un golpe mortal. No se pueden compensar las pérdidas de los últimos seis meses".

Reifenrath recibió ayuda del Gobierno, pero no fue de mucha ayuda. "Eso apenas cubría los gastos de alquiler", dijo y agregó que para los comercios más chicos será aún más difícil superar la crisis.  A diferencia de los grandes negocios que tienen reservas financieras o ventas por Internet para poder seguir operando. Reifenrath espera recibir más ayuda por parte del Gobierno. Por ejemplo, en Francia, los costos del alquiler o de electricidad se suspendieron para las empresas medianas que tienen dificultades financieras. 

Centro comercial en Colonia, Alemania.

Centro comercial en Colonia, Alemania.

Sin embargo, "el aumento en las compras por Internet no se puede reducir, lo que significa que habrá una disminución de las ventas en los centros comerciales de las ciudades", explica Thomas Krüger, investigador urbano, en una entrevista con tagesschau.de. "En las próximas semanas o meses vamos a ver muchas tiendas vacías". 

La crisis no solo afecta a los comerciantes. "También vamos a ver grandes cambios en el uso de las oficinas", dijo Krüger. "Las estructuras de trabajo, que actualmente constituyen un 70 por ciento de las grandes ciudades, van a sufrir un considerable cambio". Pero esto no significa que solo veremos tiendas y oficinas vacías, explica Krüger. "Si los alquileres disminuyen habrá una oportunidad para que los negocios que en la actualidad no son tan fuertes se fusionen. Por ejemplo, combinar la industria alimentaria con el arte, las ventas y las oficinas", aclaró. "Todos estos pueden ser concentrados en un lugar de una manera muy emocionante: mercados completamente distintos que ofrecen productos completamente diferentes".

Thomas Krüger cree que la crisis también puede ser una oportunidad para una mayor diversidad urbana.

(bt/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda