Sequía deja al descubierto ″muelles″ del imperio romano en el fondo del río Rin | Alemania Hoy | DW | 09.08.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Sequía deja al descubierto "muelles" del imperio romano en el fondo del río Rin

La fuerte sequía de este verano también dejó al descubierto antiguas ruinas en Alemania. Cerca de Bonn resurgieron los controvertidos "muelles romanos".

Líneas rocosas y arenosas han quedado al descubierto en las orillas del río Rin

Líneas rocosas y arenosas han quedado al descubierto en las orillas del río Rin

La expansión del antiguo imperio romano hasta lo que hoy es Alemania dejó huellas que aún están presentes. Suele hablarse, por ejemplo, de la cultura vinícola que los romanos trajeron a la zona del río Rin, y que hasta nuestros días mantiene un pujante sector comercial.

Pero los romanos dejaron también otro tipo de herencia. Historiadores afirman que la idea de establecer redes de tráfico fluvial  permanente entre uno y otro lado del Rin fue una idea que también nació en la época del imperio romano.

Los romanos habrían establecido además muelles como los que, se supone, se extendieron entre Königswinter y Bad Honnef, muy cerca de Bonn.

Ruinas al descubierto

Se trata de formaciones rocosas que siguen líneas casi perfectas río adentro, y cuyos restos habían quedado sumergidos en el fondo de las aguas de Rin ante el paso del tiempo y las numerosas vicisitudes históricas ocurridas desde entonces en la actual Alemania.

La sequía de 2022 ha causado que el nivel del agua en en Rin baje a niveles insospechados. Las aguas se han replegado y han dejado al descubierto, en toda su extensión, las ruinas de lo que se supone fueron aquellos muelles del imperio romano. Las líneas rocosas se extienden entre la sedimentación, y conviven estos días con algunos ojos de agua que han quedado ante la baja del nivel del Rin.

El fenómeno será aprovechado por estudiosos que analizarán los restos, antes de que las aguas del Rin vuelvan a tragárselos. Algunos científicos contradicen la versión que atribuye las formaciones a la acción humana, y afirman que las líneas rocosas no son más que formaciones geológicas que se han ido definiendo de manera espontánea.

Un estudio de 2019 concluyó que los "muelles romanos" en la cercanía de Bonn definitivamente son obra del ser humano. Pero esto no había acabado con el debate científico. La sequía de 2022 ser la llave que cierre definitivamente la puerta a dicha discusión.

EL(GA)

DW recomienda