Sepultan al criminal nazi Erich Priebke en medio de protestas | Europa | DW | 15.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sepultan al criminal nazi Erich Priebke en medio de protestas

El funeral del criminal nazi Erich Priebke, fallecido el viernes pasado en Roma, se vio envuelto en fuertes protestas al ser celebrado con la intervención de la ultraconservadora Hermandad San Pío X tras haber sido prohibido por diversas instancias religiosas y estatales. Decenas de manifestantes intentaron obstaculizar con patadas y puñetazos el ingreso del ataúd en la capilla en la que el criminal iba a ser velado. Ya el arribo del cajón fue recibido con gritos de "asesino" y "verdugo", informan medios italianos. Después de varios días de negativas por parte de autoridades católicas y públicas de Italia, Alemania y Argentina, la Hermandad San Pío X decidió celebrar el funeral de Priebke en una localidad al sudeste de Roma. Previamente, el Vaticano había prohibido la celebración en Roma, en cuyas inmediaciones Priebke participó durante la Segunda Guerra Mundial en el asesinato de 335 civiles en las Fosas Ardeatinas. Las autoridades de la capital italiana también habían prohibido tanto una celebración pública del funeral como el transporte del ataúd y posibles convocatorias en torno a la figura del nazi. En Alemania, el pueblo en el que nació Priebke tampoco se mostró dispuesto a acoger sus exequias, mientras que Argentina, donde el criminal permaneció oculto durante casi medio siglo antes de ser extraditado a Italia, también se negó a dar sepultura a sus restos. Tras los múltiples rechazos, el "Corriere della Sera" indicó que el funeral tendría lugar en Albano Laziale, unos 25 kilómetros al sureste de Roma, en instalaciones dirigidas por la Hermandad San Pío X. DPA

Publicidad