Sentencia contra Turquía: ¿muchas palabras, pocos hechos? | Europa | DW | 20.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sentencia contra Turquía: ¿muchas palabras, pocos hechos?

El Tribunal Europeo de D.D. H.H. juzgó a Turquía por el encarcelamiento de dos periodistas. La situación de los derechos humanos en el país, no mejorará, a pesar del fallo.

Primero, las buenas noticias. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha apoyado a los periodistas presos en Turquía. Con el arresto de los periodistas Sahin Alpay y Mehmet Hasan Altan tras el fracasado intento de golpe de Estado en 2016, Turquía violó los derechos fundamentales de libertad y libertad de expresión, según el dictamen de los jueces en Estrasburgo. El Gobierno deberá indemnizar con 21.500 euros a cada uno de los periodistas. En teoría, como miembro del Consejo de Europa, Turquía está sujeto a los fallos del TEDH.

Kristian Brakel, coordinador de la Fundación Heinrich Stiftung en Estambul, opina que "en principio es importante para el gobierno turco que no sea tratado por el tribunal de justicia como una democracia que no funciona. Por otro lado, en el pasado hubo ya sentencias contra Turquía, que luego el país no llevó a cabo”.

Brakel cree que el Consejo Europeo es muy laxo con Turquía: "El Consejo Europeo es demasiado cuidadoso con Turquía. Esta sentencia ha llegado demasiado tarde".

Más información: “No estamos aquí por diversión”, el libro de Deniz Yücel escrito en prisión

El TEDH se posiciona a favor de los periodistas

En enero, el Tribunal Constitucional turco sentenció que el arresto de Altan y Alpay fue en contra del derecho de la libertad de expresión. El TEDH también compartió dicha postura. Ya entonces ambos periodistas tendrían que haber sido puestos en libertad. Tras duras críticas por parte del Gobierno de Erdogan, otros tribunales turcos suspendieron entonces la puesta en libertad de los periodistas. Los jueces del TEDH criticaron duramente dicha decisión. Si otros tribunales deciden en contra del Tribunal Constitucional, esto violaría "los principios fundamentales del Estado de derecho y la seguridad jurídica”.

Sahin Alpay

Detención de Sahin Alpay.

Turquía suspende en derechos humanos

Es la primera vez que el tribunal en Estrasburgo dicta sentencia a favor de los periodistas turcos. Tanto a Alpay, quien desde la semana pasada ya no está en prisión pero sí bajo arresto domiciliario, como Altan, que sigue en prisión, se les recriminó estar relacionados con los golpistas.

Los periodistas críticos con el Gobierno en Turquía se ven con frecuencia confrontados con este tipo de recriminaciones. Según Reporteros sin Fronteras, tras el intento de golpe de Estado en Turquía en julio de 2016, se encarcelaron a más de 100 periodistas, se cerraron alrededor de 150 medios de comunicación y se anularon más de 700 carnets de periodistas.

El país figura en el puesto 155 de 180 países en la lista de la libertad de prensa mundial. Reporteros sin Fronteras califica a Turquía como el país con "más periodistas presos del mundo”.

 Estrasburgo: oposición turca impugnará resultado de referendo

Kristian Brakel, coordinador de la Fundación Heinrich Böll en Estambul.

Kristian Brakel, coordinador de la Fundación Heinrich Böll en Estambul.

¿Más tranquilidad en el futuro?

También hay señales positivas. Además de la puesta en libertad del famoso corresponsal del diario "Welt”, Deniz Yücel, también el redactor jefe del periódico "Cumhuriyet”, Murat Sabuncu, crítico con el gobierno de Erdogan y Ahmet Şık, abandonaron la cárcel.

Kristian Brakel opina que el hecho de ser famosos, ha jugado un papel importante: "Son exactamente los casos que han llamado la atención a la opinión pública occidental. En breve, tendrá lugar la cumbre entre Turquía y la UE en Bulgaria. La Comisión de la UE había anunciado que no se podría ofrecer nada a Turquía si no había mejoras en cuestión de derechos humanos. Quizá la liberación de los tres periodistas sea el intento turco de promover una buena imagen”.

La precaución de Brakels es necesaria. El verdadero estado de los derechos humanos en Turquía puede palparse con tan solo contabilizar las detenciones en masa tras el intento de golpe de Estado en 2016. Según "turkey purge”, una web de periodistas críticos con el actual gobierno, que informa diariamente sobre despidos, detenciones y otras medidas por parte del Gobierno de Erdogan, cifra en 152.000 el número de funcionarios que han sido suspendidos de sus cargos.

Daniel Heinrich (RMR/EL)

 

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda