Senado francés aprobó matrimonio igualitario | Europa | DW | 12.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Senado francés aprobó matrimonio igualitario

La iniciativa legal volverá en mayo a la Asamblea Nacional, donde la mayoría socialista seguramente lo aprobará de forma definitiva.

Por esos engorrosos recovecos de los parlamentos, la ley de matrimonio homosexual que se aprobó este viernes (12.04.2013) en Francia deberá ser aprobada otra vez por un estamento del Congreso antes de convertirse, definitivamente, en una Ley de la República. Pero todo indica que el proyecto, una de las promesas de campaña de François Hollande, será realidad a mediados de año.

Este viernes se dio un paso gigantesco en esa línea, cuando el Senado votó a favor del proyecto, que se convierte así en la medida de reforma social más importante de Francia desde que se abolió la pena de muerte, en 1981. Sin embargo, la iniciativa cuenta con la oposición de los conservadores, católicos, musulmanes y evangélicos.

La idea ha remecido los cimientos de la sociedad francesa, que ha protagonizado encendidos debates sobre el tema y ha visto masivas manifestaciones tanto a favor como en contra del proyecto, que congregaron a cientos de miles de ciudadanos. Hasta última hora, representantes de la Iglesia católica y políticos conservadores intentaron frenar la ley.

Será realidad a mediados de año

El proyecto, aprobado con enmiendas menores, volverá en mayo a la Asamblea Nacional, la Cámara baja del Parlamento francés, donde los socialistas cuentan con una mayoría absoluta que hace presumir su casi segura aprobación. Tras ese paso final, casi una mera formalidad, la nueva ley entraría en vigor a mediados de año.

El trámite legislativo fue largo y extenuante, debido a las largas reflexiones que realizaban los parlamentarios para justificar su aprobación o rechazo. Así, las parejas del mismo sexo podrán casarse y también adoptar hijos, pero las mujeres solteras y las parejas lesbianas no podrán acceder a la inseminación artificial e in vitro para concebir.

"Es un momento muy emotivo. Defendemos a la familia, incluso aunque muestre diferentes caras", afirmó la diputada socialista Dominique Bertinotti. La ministra de Justicia, Christiane Taubira, agradeció por su parte a todos los que votaron a favor de una ley que tiene como objetivo tratar por igual a todos los ciudadanos.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda

Publicidad