Seis hospitalizados tras robo de material radiactivo en México | América Latina | DW | 06.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Seis hospitalizados tras robo de material radiactivo en México

Los pacientes posiblemente tuvieron contacto con Cobalto 60. El parte médico sobre su salud aún no ha sido dado a conocer. Tampoco se sabe si los hospitalizados están relacionados con el asalto.

Un total de seis personas son atendidas en el Hospital General de la ciudad mexicana de Pachuca por el probable contacto que tuvieron con un material radiactivo que fue robado y rescatado en el estado de Hidalgo esta semana, informó la Secretaría de Salud local.

El secretario de Salud de Hidalgo, Pedro Luis Noble Monterrubio, dijo a medios locales que el estado de salud de las personas está siendo valorado y que más tarde se dará un parte médico.

"El reporte médico dictaminará si con lo que se ha hecho aquí es suficiente o amerita medidas adicionales", señaló.

Medios locales indicaron que las personas se encuentran aisladas y que el hospital donde son asistidas es resguardado por agentes de las policías Federal y Ministerial.

Misterioso robo

El pasado lunes fue robado en el municipio de Tepojaco, en el estado de Hidalgo, un contenedor con un equipo médico en desuso que contenía una cápsula de aproximadamente dos centímetros de diámetro con Cobalto 60.

El robo se cometió en momentos en que el chofer del camión que trasportaba la carga, con destino a un basurero de este tipo de materiales radiactivos en el centro del país, descansaba en el vehículo en el estacionamiento de una gasolinería.

La carga fue encontrada el miércoles en la comunidad de Hueypoxtla, a unos 40 kilómetros del lugar del robo.

La Secretaría de Gobernación informó el jueves que con la finalidad de evitar accidentes, y cumpliendo con normas y protocolos internacionales, se estableció un cerco perimetral de 500 metros de diámetro en la zona donde se encontró la cápsula robada.

"Ninguno de los pobladores de las comunidades aledañas corre riesgo para su salud", indicó el gobierno.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) afirmó esta semana que las personas que manipularon la fuente con Cobalto 60, presumiblemente los ladrones, de quienes se desconoce su paradero, podrían morir porque se trata de material "extremadamente radiactivo".

EL(dpa, El Universal)

DW recomienda