″Seguimos tras una solución política para Siria″ | El Mundo | DW | 26.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Seguimos tras una solución política para Siria"

El presidente del Consejo Nacional Sirio (SNC) explica por qué, en su opinión, las conversaciones de paz con Assad son una pérdida de tiempo y por qué, a pesar de eso, sigue creyendo en una solución diplomática.

Deutsche Welle: ¿Es cierto que el Consejo Nacional Sirio solo participará en la conferencia de paz para Siria, planeada por la comunidad internacional, si el presidente Bashar al Assad se retira?

Georges Sabra: Sí, es cierto. Nadie puede prever que el sistema político sirio cambie si Assad sigue en el poder. El secretario general de las Naciones Unidas le dijo al mundo que Assad viola los derechos humanos. ¿Cómo alguien va a creer que ese asesino puede seguir siendo presidente de Siria?

¿Cree usted que Assad está interesado verdaderamente en un proceso de paz o que solo simula estar interesado porque está bajo presión?

No le creo en absoluto a Assad. Nadie puede creer seriamente en él. En las ciudades cercanas a Damasco –en Duma, por ejemplo–, la gente se está muriendo de hambre. Assad atacó a su pueblo con armas químicas y mató a miles de personas. Quien actúa así no puede estar interesado en una solución pacífica.

La Coalición Nacional Siria (SNC) decidirá en los próximos días si envía representantes a las conversaciones de paz en Ginebra o no. ¿Cómo es la posición del Consejo Nacional Sirio al respecto?

Como Consejo Nacional ya hemos decidido que, bajo las actuales circunstancias, no viajaremos a Ginebra. Exigimos que las cosas cambien, que algo nuevo suceda. Pero la Coalición Nacional Siria –a la cual pertenecemos– se reunirá el 1 y 2 de noviembre para decidir definitivamente si participaremos o no enla conferencia de paz.

Usted dice que las condiciones deben cambiar. ¿A qué se refiere exactamente?

En primer lugar, el régimen sirio debe parar de matar a su propio pueblo. Desde hace dos años está muriendo gente; no solo diariamente, sino hora tras hora. Nuestra segunda condición es que la milicia libanesa Hizbolá se retire de Siria. En tercer lugar, exigimos una garantía del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de que a Assad no se le otorgrá cargo alguno en el Gobierno de transición ni se le permitirá tomar el poder por ninguna otra vía.

¿Qué tan realista considera el cumplimiento de esas condiciones?

No creemos que se cumplan, ya que Assad decidió permanecer en el poder mediante el uso de la violencia. Él sólo quiere ganar el juego a través de la guerra. Según lo que sabemos, no está verdaderamente interesado en una solución pacífica. Si esto continúa así, no participaremos en las conversaciones de paz.

¿Sigue creyendo en una solución diplomática a mediano plazo?

No me queda la menor duda. Tenemos que seguir trabajando en una solución política. Y al final la conseguiremos... pero les pedimos a nuestros amigos y a la comunidad internacional que creen las condiciones necesarias para una solución pacífica. Les pedimos ayudar a Siria a que se defienda del régimen de Assad. Tenemos que dejarle claro a Assad que no puede ganar la guerra en Siria. Y el único camino para lograr eso es apoyar al Ejército Libre Sirio y al pueblo sirio para que se defienda.

Pero eso no sería una solución diplomática. Usted habla de apoyar al Ejército Libre Sirio con armas o dinero. Eso sería una solución militar.

Sí, lo sé. Pero, lamentablemente, a veces debemos usar la violencia para llegar a una solución política.

En una entrevista con la televisión libanesa, Assad dijo que probablemente se presente como candidato para la presidencia de Siria en 2014. ¿Qué significa eso, en su opinión, para el proceso de pacificación de Siria?

Es increíble que alguien que mató a más de 120.000 personas en dos años, que destruyó a su país y cometió crímenes de lesa humanidad, piense en volver a ser presidente. Eso hace que el discurso del régimen sirio acerca de conversaciones de paz pierda toda credibilidad.

En la misma entrevista, Assad dijo que no cree que la oposición pueda gobernar Siria, dado que muchos de sus miembros viven en el exilio. ¿Qué opina de eso?

Esa es una gran mentira. Yo, por ejemplo, trabajé durante más de cuarenta años por la democracia en Siria. Estoy desde 1970 en la oposición contra Assad, y ya antes estaba contra su padre. Por eso tuve que ir varias veces a la cárcel. Una vez pasé ocho años en prisión. En 2012 tuve que abandonar mi país, y nadie puede decir que soy un político exiliado.

¿Piensa que habrá alguna vez conversaciones de paz entre el régimen de Assad y la oposición, o eso es solo una visión de Occidente?

Creo que solo estamos perdiendo el tiempo, y que le estamos dando tiempo a Assad para ganar la partida haciendo uso de la violencia contra su pueblo. La comunidad internacional tiene que entender que en el Cercano Oriente la situación empeorará mientras Assad continúe en el poder. Él está tratando de que el conflicto sirio se extienda al Líbano, a Turquía y a Irak, y eso es peligroso para toda la región.

El político sirio Georges Sabra fue elegido presidente del Consejo Nacional Sirio – la mayor agrupación dentro de la Coalición Nacional Siria- en 2012, en Doha. Desde los años 70 trabaja activamente desde la oposición.

DW recomienda

Publicidad