Secuestran a alumnos y matan a un empleado de universidad en Nigeria | El Mundo | DW | 21.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Secuestran a alumnos y matan a un empleado de universidad en Nigeria

Hombres armados secuestraron a un número indeterminado de estudiantes de la universidad privada de Greenfield en Kaduna, noreste de Nigeria, causando la muerte a un empleado del centro, informaron autoridades locales.

Greenfield University, Kaduna, Nigeria.

Greenfield University, Kaduna, Nigeria.

Sin dar cifras del posible número de víctimas e identidades, el comisionado de Seguridad y Asuntos Internos del estado de Kaduna, Samuel Aruwan, confirmó este miércoles (21.04.2021) en un comunicado el ataque, ocurrido en la noche del martes.

"(Recibimos) llamadas de socorro de un ataque de bandidos armados en la Universidad Greenfield, situada en Kasarami, en la carretera que une Kaduna y Abuya", añadió, y aseguró que los atacantes se retiraron después de que llegaran refuerzos militares.

"Los agentes de seguridad tomaron bajo su custodia a los estudiantes restantes", continuó Aruwan, "aún queda por comprobar en el registro de la institución el número real de alumnos".

Solo después del inicio de las operaciones de búsqueda y rescate, las autoridades confirmaron la muerte a manos de los atacantes de Paul Ude Okafor, empleado de la universidad.

Varias regiones nigerianas impusieron el cierre de centros educativos por miedo a estos ataques y secuestros, incrementados en los últimos meses.

Varias regiones nigerianas impusieron el cierre de centros educativos por miedo a estos ataques y secuestros, incrementados en los últimos meses.

Problema creciente

En los últimos meses se han incrementado los secuestros masivos en colegios del norte de Nigeria con el fin de obtener lucrativos rescates y más de 800 alumnos han sido raptados desde diciembre.

Si bien muchos de ellos han sido liberados, al menos 29 estudiantes de un total de 39 secuestrados en marzo en la Escuela Superior de Mecanización Forestal de Igabi, también en el estado de Kaduna, continúan en paradero desconocido.

Los padres denunciaron la inacción de las autoridades, que no quieren negociar con los secuestradores, quienes publicaron videos muy duros en los que las víctimas son golpeadas y suplican el pago de un rescate.

Varias regiones nigerianas impusieron el cierre de centros educativos por miedo a estos ataques y secuestros, lo cual hace temer un aumento de los problemas de escolarización, sobre todo de las niñas.

Según la agencia de la ONU para la infancia (Unicef), los estudios de cinco millones de niños de esta región de Nigeria están en la cuerda floja debido a la violencia.

rml (afp, efe)

DW recomienda