Sector privado griego hace huelga contra recortes | Europa al día | DW | 28.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Sector privado griego hace huelga contra recortes

Trabajadores griegos del sector privado llevan a cabo este miércoles (28.11.2018) una huelga de 24 horas para reclamar el aumento de los salarios y las pensiones, la restauración del antiguo salario mínimo y que la negociación de los salarios vuelva a manos de los agentes sociales.

Aunque el seguimiento de la protesta ha sido irregular y considerablemente inferior al de anteriores ocasiones, sí fue especialmente visible en los medios de transporte, pues en Atenas se interrumpió el servicio de metro, tranvía y trolebús durante 24 horas, los ferries permanecieron anclados y los autobuses funcionaron de forma parcial.

En el resto del país también se interrumpieron las conexiones ferroviarias interurbanas. "La baja participación se debe principalmente a la decepción de la gente (con la efectividad de las huelgas), pero también a que no haya medios de transporte", explicó a EFE Simeón, representante del colectivo Trabajadores y Trabajadoras jóvenes.

Unas 7.000 personas, según la Policía, marcharon desde la céntricas plazas de Omonia y Klafmonos hasta la de Syntagma, donde se encuentra el Parlamento heleno, gritando consignas como "el convenio colectivo no cae del cielo, se gana con la lucha de clases" o "nadie puede vivir con 400 euros ¿Tú, patrón, podrías?".

Esta huelga convocada por el principal sindicato del sector privado en Grecia, GSEE, sigue a otra celebrada a principios de mes por el sindicato del sector público, Adedy, con reclamaciones similares y seguimiento también bajo.

Entre las peticiones de GSEE se encontraban además una rebaja de la presión fiscal, puestos de trabajo para todo el mundo, un sistema de seguridad social sostenible y que no se recorten de nuevo las pensiones; algo que el Gobierno griego ya ha prometido que no hará y que confirmó con la aprobación de los Presupuestos del próximo año.

Además, el Gobierno de Alexis Tsipras también ha anunciado que volverá a poner en vigor la negociación colectiva y subirá el salario mínimo interprofesional a comienzos de 2019. Actualmente, el salario mínimo interprofesional se encuentra en 586 euros pero el Gobierno no ha precisado todavía la cuantía a la que se elevará.

Yannis Sjízas, controlador aéreo jubilado, admitió que las promesas gubernamentales han generado expectativas en la población pero se mostró convencido de que al final "volveremos a la situación ya conocida: más carencias". (EFE)

DW recomienda