Secretaria de Estado inglesa dimite por política sobre Gaza | Europa | DW | 05.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Secretaria de Estado inglesa dimite por política sobre Gaza

Sayeeda Warsi, secretaria de Estado en el Ministerio de Exteriores y primera mujer musulmana miembro de un gabinete de gobierno británico, presentó su renuncia por la postura "indefendible" de su país.

Warsi, una jurista de 43 años de origen paquistaní, se convirtió en 2010 en la primera mujer musulmana miembro del gabinete del primer ministro David Cameron, al principio sin cartera. En 2012 pasó al Ministerio de Exteriores y dejó de pertenecer al gabinete.

En su cuenta de Twitter, en la que anuncia su decisión, Warsi considera "moralmente indefendible" la posición de su gobierno respecto del conflicto en la Franja de Gaza. "Con profundo pesar, esta mañana he escrito al primer ministro y le entregué mi renuncia. No puedo seguir apoyando la política gubernamental sobre Gaza", escribió.

Críticas por "uso desproporcionado de la violencia"

En su carta de dimisión, de la que cuelga una foto, escribe: "Mi opinión es que, en general, nuestra política en relación con el proceso de paz en Cercano Oriente, pero más recientemente nuestra reacción y lenguaje durante la actual crisis en Gaza es moralmente indefendible, no va en el interés nacional de Reino Unido y tendrá un impacto nocivo a largo plazo sobre nuestra reputación internacional y nacional".

Warsi lleva días denunciando el elevado número de civiles muertos en la ofensiva israelí en la Franja de Gaza. "Dejen de justificar la muerte de niños", escribió en Twitter el 24 de julio. Nacida en Yorkshire, su paso del gabinete al Ministerio del Exterior en 2012 fue visto como una degradación política. La renuncia se produce después de que hubiera voces críticas contra Cameron dentro de su propio Partido Conservador por su reticencia a condenar lo que los críticos ven como un uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel.

MS (dpa/Reuters/efe)