¿Se viene la semana laboral de 32 horas? | Alemania | DW | 10.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Se viene la semana laboral de 32 horas?

La ministra alemana de Familia, Manuela Schwesig, desarrolló un concepto para que los padres de familia trabajen 32 horas, pero el sector empresario protesta.

La ministra alemana de Familia, Manuela Schwesig, del Partido Socialdemócrata (SPD), propuso una semana de trabajo de 32 horas para poder armonizar las exigencias de la vida familiar con las del mundo laboral. Los problemas que aquejan a muchas familias con niños en edad escolar son un tema central en la agenda de la ministra, que propuso turnos laborales compatibles con el tiempo necesario para la educación de los hijos y la vida en familia.

“Hay que volver a definir el trabajo de tiempo completo para las familias. Que un puesto de trabajo de tiempo completo no son 40 horas por semana más horas extra, sino 32 horas, una alternativa en la que queda tiempo para dedicar a la vida familiar”, dijo la ministra. Según ella, sobre todo las mujeres experimentan que cuando trabajan jornadas de medio tiempo para poder cuidar de sus hijos no pueden desarrollarse en su profesión, y eso se transforma en un callejón sin salida. “Por eso se trata de retornar al derecho de toda persona de trabajar a tiempo completo sin quedar en desventaja”.

Resistencia de conservadores y empresas

Una propuesta que pronto se topó con la resistencia de filas de la gran coalición, más que nada de la ultraconservadora Unión Social Cristiana (CSU), hermana bávara de la CDU. Según Max Sträubinger, de dicho partido, lo adecuado no es pretender que todas las mujeres que trabajan a medio tiempo vuelvan a hacerlo a tiempo completo. “No todas las pequeñas empresas podrán llevarlo a cabo”, dijo, “se trata más bien de la necesidad de cada uno, y creo que, en ese aspecto, una regulación legal no sería lo correcto”.

Tampoco las empresas están de acuerdo con un marco legal, ya que no consideran que el Estado deba regular las jornadas de trabajo. Sin embargo, la ministra de Familia no ceja en sus planes. Aunque admite que su propuesta de una semana laboral de 32 horas aún está lejos de cumplirse, “el objetivo de una jornada laboral de 32 horas es una visión que incluye un primer paso, la de la asignación para padres que trabajan a medio tiempo (Elterngeld Plus), para equilibrar primero las desventajas económicas para madres y padres que deciden reducir sus horas de trabajo a favor de sus hijos”.

La coalición de Gobierno de Alemania acordó continuar con el apoyo a madres y padres que trabajan media jornada. El Estado planea aumentar el derecho a recibir la asignación para padres hasta 28 meses, una forma, de acuerdo con Manuela Schwesig, de dar contenido y una solución concreta, en un primer paso, a la compatibilidad de la profesión y la familia.

Publicidad