Se intensifican los ataques aéreos en Cercano Oriente | El Mundo | DW | 09.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se intensifican los ataques aéreos en Cercano Oriente

La central atómica de Dimona, en Israel fue uno de los objetivos de Hamás. En Gaza se produjeron numerosas víctimas mortales debidas a los ataques aéreos israelíes. EE.UU. defiende el derecho de autodefensa de Israel.

La cifra de muertos por los ataques israelíes a la Franja de Gaza aumentó hoy (08.07.2014) a 51, mientras que los cohetes lanzados por las milicias palestinas alcanzaron puntos situados a casi 120 kilómetros, una distancia récord hasta el momento. En total hoy perdieron la vida 17 personas en Gaza, más de la mitad de ellos mujeres y niños. Además resultaron heridas 450 personas. Por el momento no se reportaron víctimas israelíes en el segundo día de la operación "Margen Defensivo".

Según la organización radical palestina Hamás, Israel bombardeó un total de 42 viviendas de militantes palestinos. En la mayor parte de los casos, los habitantes no se encontraban en las casas, pues habrían recibido llamadas telefónicas de alerta de personas que se identificaron como miembros de los servicios secretos israelíes, el Shin Bet. Sin embargo, en al menos cuatro casos las familias se negaron a abandonar sus hogares, relataron algunos testigos.

Proyectiles de largo alcance

Desde el inicio de la operación, las Fuerzas Aéreas y la Marina israelíes atacaron cerca de 600 objetivos desde el martes, informó una portavoz militar en Tel Aviv. En ese mismo periodo, militantes palestinos dispararon más de 300 proyectiles desde la Franja de Gaza, según fuentes militares isrelíes. Unos 50 de ellos fueron interceptados por el sistema israelí de defensa antimisiles en las ciudades más grandes, incluyendo Tel Aviv y Jerusalén.

Un aparcamiento de Tel Aviv sirve para refugiarse de los proyectiles lanzados desde Gaza.

Un aparcamiento de Tel Aviv sirve para refugiarse de los proyectiles lanzados desde Gaza.

En Israel comienza a cundir la preocupación por el alcance de los cohetes disparados desde la Franja de Gaza, que llegaron a puntos situados a casi 120 kilómetros de distancia de la Franja. En Tel Aviv sonaron la pasada noche por segunda vez las sirenas y la gente corrió a esconderse en los refugios. Además de Tel Aviv, miembros de Hamás atacaron otras ciudades israelíes alejadas de la Franja, como Jerusalén. Hubo informaciones no confirmadas de impactos de cohetes en la región cercana a Haifa, lo que supondría otro nuevo récord. Uno de los objetivos de los proyectiles de Hamás fue la central atómica de Dimona. No se produjeron víctimas en dicho ataque.

Israel intensificará su respuesta militar

Como respuesta, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó al Ejército incrementar el número y alcance de sus ataques. El jefe de Gobierno dijo que no pondrá fin a la ofensiva hasta que cese el fuego desde Gaza. "La operación será ampliada y continuará hasta que se ponga fin a los ataques contra nuestras comunidades y se restaure la calma", dijo.

"Decidimos incrementar los ataques contra Hamás y las organizaciones terroristas en Gaza", señaló Netanyahu. "Hamás pagará un precio alto por disparar contra ciudadanos israelíes". Netanyahu también habló por teléfono con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la canciller alemana, Angela Merkel. "Ningún país del mundo toleraría continuos ataques con cohetes", dijo a los mandatarios.

Derecho de autodefensa

Estados Unidos respalda el derecho a la autodefensa de Israel frente a los ataques con cohetes de " Hamás, al tiempo que pidió "moderación" tanto a israelíes como a palestinos. "Existe una gran diferencia entre los ataques con cohetes de una
organización terrorista en Gaza y el derecho de Israel de defenderse", dijo la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jen Psaki, en Washington.

MS (dpa/afp)

DW recomienda

ADVERTISEMENT