Se agrava la salud de Nelson Mandela | El Mundo | DW | 23.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se agrava la salud de Nelson Mandela

El gobierno sudafricano informó que la condición médica del exmandatario había empeorado en las últimas 24 horas.

Años de lucha. Contra el apartheid, contra el racismo mundial, contra la segregación y, en los últimos años, contra una infección rebelde que se negaba a dejar en paz sus pulmones. En horas de la noche de este domingo (23.06.2013), el gobierno de Sudáfrica informó que la condición médica de Nelson Mandela era “crítica”.

El presidente Jacob Zuma y el vicepresidente del partido gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), Cyril Ramaphosa, visitaron este domingo a Mandela en el hospital de Pretoria en el que lleva más de dos semanas internado. Los médicos aseguraron que en las últimas 24 horas el Nobel había empeorado.

Fuera del hospital de Pretoria la gente deja sus buenos deseos a Mandela.

Fuera del hospital de Pretoria la gente deja sus buenos deseos a Mandela.

El comunicado emitido por el gobierno asegura que los doctores hacen todo lo que está en sus manos para tratar y mejorar al héroe de la lucha contra el racismo, que tiene 94 años y cuya salud se ha deteriorado progresivamente en los últimos años. Su última aparición pública masiva fue en la inauguración del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, en 2010.

Zuma pide rezar

“Los doctores están haciendo todo lo posible para que su condición mejore y se están asegurando de que Madiba esté bien cuidado y cómodo”, dice el comunicado del Ejecutivo, refiriéndose al Premio Nobel de la Paz por su nombre de clan. El presidente Zuma pidió a la población y al mundo entero rezar por la pronta recuperación de Mandela.

Analistas citados por la cadena de televisión CNN aseguran que con este comunicado el gobierno de Sudáfrica busca preparar a los ciudadanos para un desenlace que parece ya inevitable y que se relaciona con los problemas pulmonares del expresidentes, que se remontan a su período en la prisión de Robben Island, donde estuvo 27 años.

Mandela, quien en 1994 se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica, vive su cuarta internación en seis meses. La descripción de su condición como crítica preocupa a los 53 millones de sudafricanos, la mayoría de los cuales lo considera como el arquitecto de una transición pacífica a la democracia después de siglos de dominio blanco.

DZC (Reuters, dpa, BBC, CNN)

DW recomienda

Publicidad