¿Se adhiere Merkel a los planes de Macron para Europa? | Europa | DW | 17.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Se adhiere Merkel a los planes de Macron para Europa?

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha presentado ambiciosos planes para la reforma de la Unión Europea, pero la canciller Angela Merkel duda. ¿Las resistencias internas en Alemania son demasiado grandes?

"Es importante mantener un debate crítico sobre lo que significa Europa". En su discurso ante el Parlamento de Estrasburgo, Macron abordó nada menos que "el futuro de Europa" al exponer sus planes de reforma para la Unión Europea y la zona euro. Esta semana va a viajar a Berlín. Allí sus ideas ya están siendo debatidas con vehemencia.

No siempre fue así. Poco después de su elección como presidente, el reformismo proeuropeo de Macron fue recibido con euforia en Berlín. Meses más tarde, el partido populista de derecha AfD entró tras las elecciones en el Parlamento Alemán con un discurso antieruopeísta. A esto siguió el período de formación de gobierno más largo de la historia de la República Federal de Alemania, mientras Macron esperaba aprovechar ese tiempo para establecer una estrategia conjunta con Merkel para sus planes de reforma.

Macron va demasiado lejos para los propios europeístas

Pero Merkel tiene otras razones para su moderación. Las ideas de Macron van de una reestructuración de la unión monetaria, incluyendo un presupuesto y un ministro de Finanzas propio para la zona euro, hasta la creación de un fondo monetario europeo y un seguro de depósitos para la unión bancaria.

Más información:

Macron reclama reforzar soberanía europea frente a los egoísmos nacionales

Incluso una europeísta declarada como Merkel tiene sus reticencias, aunque únicamente las exprese con cautela. Otros políticos de la CDU y sus socios de la CSU son más contundentes. Principalmente son las propuestas fiscales de los franceses las que se encuentran con más resistencia de los políticos del de Merkel.

"Primeramente hay que examinar si las propuestas del presidente Macron también van en interés de Alemania", afirma a DW el especialista de la CDU en política económica Joachim Pfeiffer. Un ulterior desarrollo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) hacia un Fondo Monetario Europeo no debería, según Pfeiffer, darse sin condiciones previas. Y Alexander Dobrindt, líder del grupo regional la CSU, rechaza diametralmente la idea de un ministro de Finanzas de la Unión Europea. "Definitivamente no es algo que haya que decidir ahora".

El acuerdo de coalición: "Un nuevo comienzo para Europa"

También hay defensores de la propuesta francesa en el partido de Merkel. "El acuerdo de coalición es la primera respuesta a Macron", asegura el diputado de la CDU, Norbert Röttgen, en entrevista con DW. Los diputados tienen una responsabilidad con sus electores, dice con la vista puesta en las demandas hacia el Bundestag para que se posicione sobre las propuestas de reforma. "Nuestra convicción más profunda es que no hay conflicto alguno entre los intereses de nuestros ciudadanos y una redefinición de Europa".

La Unión no limitará el espacio a Merkel para la negociación con Macron, dice Röttgen en referencia al encuentro de parlamentarios de CDU y CSU sobre las reformas de la UE. Se trata sólo de un interno "debate informativo", asegura el líder del grupo parlamentario, Michael Grosse-Brömer. "No le vamos a imponer unas directrices definitivas", responde contra las afirmaciones de que Merkel debería seguir lo que diga su partido cuando se reúna con Macron. Pero la Unión parece confiar sólo parcialmente en su propia Canciller: insiste en que se mantenga la norma de codecidir con el Bundestag, sobre todo en lo que respecta a las decisiones fiscales.

Las reticencias en la Unión no agradan a la coalición SPD. La líder de la facción socialdemócrata, Andrea Nahles, recordó que el acuerdo de coalición tenía el subtítulo "Un nuevo comienzo para Europa". "Vivimos en tiempos en los que necesitamos más Europa y no menos", afirmó también el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maaß, en Berlín. Cuando se le pregunta si el SPD va a dejar también colgado a Macron, recurre a evasivas. "Por supuesto, nadie rechazará la mano tendida de Macron, sino que discutiremos el contenido de sus propuestas individualmente", afirma el político del SPD. Maaß conoce seguro que hay escépticos en sus propias filas. El ministro de Finanzas del SPD, Olaf Scholz, hasta ahora ha sido notablemente retraído frente a las reformas financieras de Macron. Sus críticos le consideran "heredero de Schäuble" por seguir la línea conservadora de su predecesor de la CDU.

Deutschland Unterzeichnung Koalitionsvertrag (picture-alliance/dpa/AA/E. Basay)

Con el acuerdo de coalición, los líderes de la SPD, CDU y CSU (Olaf Scholz, angela Merkel y Horst Seehofer) firmaron un claro compromiso con Europa.

Schulz, "el último europeísta de la GroKo"

La división en la "gran coalición" ante los planes de Macron sobre Europa enerva a la oposición: "Con Martin Schulz, obviamente, se fue el último europeísta de la GroKo", afirma la líder del partido Los Verdes, Annalena Baerbock. "Exijo a la canciller y a los líderes del SPD y de la CDU que formulen compromisos claros y concretos con Macron esta semana", clama el presidente del grupo, Anton Hofreiter. "El proyecto histórico de Europa no debe fracasar por el egoísmo nacional y la mezquindad partidista de este gobierno".

El apoyo alemán es importante para Macron, pero no suficiente. El jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, le advirtió ya después de su discurso en Estrasburgo: "No olvidemos que Europa no es sólo alemana y francesa". Las voces críticas se alzan a izquierda y derecha en Bruselas. Y aunque los planes de Macron dejen espacio a la negociación, también está bajo presión en su propia patria. Sin duda su andadura al frente de su partido 'En Marche' lo situó como un visionario europeísta. Para las elecciones europeas del próximo verano, tendrá que mostrar sus primeros resultados.

¿Y Merkel? Ella espera la visita de Macron a Berlín el jueves, durante la que ambos quieren debatir sobre las reformas. "Encontraremos soluciones comunes con Francia para junio", dijo la Canciller con confianza. Con propuestas en política de Defensa, Alemania quiere traer sus propias aportaciones, lo que no debería ser impedimento. "Así que no tengo dudas poder erigir un fuerte paquete de medidas", asegura. De algo puede Macron estar seguro: el solicitado debate sobre Europa ya se está dando en Berlín gracias a sus planes de reforma.

Autor: Maximiliane Koschyk (LGC/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad