Se acabó: Abbas acepta renuncia de primer ministro palestino | El Mundo | DW | 23.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se acabó: Abbas acepta renuncia de primer ministro palestino

Tras varias jornadas de tiras y aflojas, finalmente Hamdallah dejará el Ejecutivo, tras aparentes disputas con dos de sus subalternos.

Pasaron tres días de reuniones y negociaciones para intentar evitar lo que finalmente resultó ser inevitable: el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, aceptó este domingo (23.06.2013) la renuncia de su primer ministro, Rami Hamdallah, quien alcanzó a estar apenas dos semanas al frente del gobierno.

“El presidente aceptó la renuncia del primer ministro y lo designó para conducir un Gobierno interino”, dijo el portavoz de Abbas, Nabil Abu Rdaineh. Hamdallah habría dimitido por discrepancias con uno de sus ministros subalternos, un leal a Abbas y cercano al partido gobernante Fatah. Ahora deberá formar un nuevo gabinete antes de abandonar su cargo.

La repentina salida del profesor universitario de 54 años opaca los esfuerzos por proyectar estabilidad en el Gobierno después de que el favorito de Occidente, Salam Fayyad, renunciara al mismo cargo por diferencias con el presidente Abbas. A Fayyad se le reconocen reformas vitales para Palestina y la lucha contra la corrupción.

“Golpe bochornoso”

Hamdallah había presentado su renuncia el jueves. Ese mismo día, una delegación enviada por el presidente Abbas a la casa del todavía primer ministro intentó convencerlo de echar pie atrás en su decisión. Sucesivas reuniones entre el presidente y Hamdallah buscaron mantenerlo al frente del Ejecutivo, sin suerte.

Así como Abbas nombró a Hamdallah jefe de gobierno, también nombró a dos viceprimerministros para que le acompañaran en su nuevo cargo, Muhamad Mustafa y Ziad Abu Amr. Uno de ellos lideró una conferencia de prensa que no le correspondía, lo que azuzó las sospechas de que tenían ambiciones de llegar a la jefatura del gobierno palestino.

Hamdallah iba a permanecer en al frente de un gobierno de coalición hasta agosto. Hasta entonces, Fatah y la organización rival Hamas quieren formar un gobierno independiente bajo la batuta de Abbas. Para Hani al-Masri, un analista político palestino, esta renuncia supone un golpe bochornoso para Abbas, cuyo gobierno enfrenta limitaciones en Cisjordania bajo los acuerdos paz provisorios con Israel.

DZC (Reuters, Europa Press, dpa)

Publicidad