Schröder en Afganistán | El Mundo | DW | 12.10.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Schröder en Afganistán

Después de veinte años de guerra civil, Afganistán ha iniciado apenas su camino hacia la democracia. Kabul fue la última estación de la gira del canciller alemán Gerhard Schröder, en Asia.

Schröder a su llegada a Kabul.

Schröder a su llegada a Kabul.

Tras su visita a la India y a Pakistán, Schröder llegó a Kabul para entrevistarse con el presidente Hamid Karsai y reunirse con los soldados alemanes, miembros de las tropas internacionales de pacificación ISAF, estacionados en Afganistán. La breve visita de Schröder a la capital afgana, se produjo dos días después de las controvertidas elecciones presidenciales en dicho país, las primeras tras la invasión estadounidense para derrocar al régimen Talibán.

Pese a las anomalías registradas el sábado, el canciller elogió que las elecciones hayan transcurrido pacíficamente y sin sangrientos atentados, como se temía. “Ahora deberán ser los observadores internacionales quienes aclaren si hubo y cuáles fueron las irregularidades”, dijo Schröder.

Aludiendo al hecho de que las elecciones pacíficas no son cosa pequeña, el jefe de gobierno germano recordó que Afganistán, se encuentra al inicio de un proceso de democratización, después de más de veinte años de guerra civil.

Soldados alemanes

Bundeswehrsoldat in Afghanistan

Soldado alemán conversa con hombres afganos.

Alemania tiene el contingente más grande dentro de las tropas ISAF, integradas por un total de 8.900 soldados. Desde enero del 2002 se encuentran en Afganistán, 2.176 soldados alemanes. La misión que fue prolongada por un año más el pasado mes de septiembre tiene como tope máximo 2.250 soldados. Aunque la mayoría se encuentra en Kabul, dos pequeños contingentes han sido enviados a las provincias de Kundus y Faisalabad, al norte de Afganistán, en donde, bajo comando de la OTAN, ayudan a fuerzas civiles en las tareas de reconstrucción y de seguridad.

Pese al mal tiempo que dificultó el viaje de Islamabad a Kabul, así como a los continuos atentados producidos previamente a las elecciones, Schröder desistió a cancelarlo. “Esta visita se la debo a todos los soldados que en representación nuestra están activos ahí”, señaló.

Alemania, al igual que Estados Unidos y Japón, es uno de los donadores más importantes en la reconstrucción del país. Durante la Conferencia de Donadores realizada en Tokio en 2002, Berlín se comprometió a destinar una ayuda financiera de 80 millones de euros hasta el 2005. El año pasado dicha suma fue superada por mucho, pues se hicieron transferencias de un total de 142 millones de euros.

Durante la Conferencia sobre Afganistán realizada en Berlín este año, Alemania cifró su probable contribución hasta el 2008 en 320 millones de euros. Esta ayuda es independiente de los fondos federales que son destinados a Afganistán a través de la Unión Europea y de las organizaciones de la ONU.

Polizistinnen in Kabul, Afghanistan

Mujeres policías en Kabul.

Cuerpo policial

La capacitación de la policía afgana ha quedado prácticamente por completo en manos alemanas. Actualmente se encuentran en el país asiático 19 asesores germanos que ayudan en la conformación de un cuerpo policial. La academia de Kabul ha capacitado a unos 1.400 efectivos, mientras que otros 2.200 se encuentran en entrenamiento. Con la ayuda alemana se está conformando un cuerpo policial especial anti-drogas.

La ayuda a la reconstrucción es uno de los aspectos más importantes para reestablecer las condiciones e infraestructura necesarias para que la población cuente con lo indispensable, como el agua potable. Alemania ha construido una central procesadora de agua en Kabul que limpia 4.000 litros del líquido por hora. Otra se encuentra en construcción en la provincia de Herat y hacia finales del 2005 habrá dos centrales hidráulicas en Kabul.

Atención médica y educación

Hospital in Kabul

Técnico de laboratorio.

Con motivo de la visita de Schröder en la capital afgana, se ha hecho un resumen de la contribución alemana a Afganistán, que en términos materiales puede verse, por ejemplo, en los 130 kilómetros de calles que han sido reconstruidos en la capital. Pero hay otros rubros importantes. Se han renovado unos 50 hospitales y centros sanitarios y capacitado personal médico. La ayuda alemana permite que un millón de personas al año tenga atención médica.

Otro criterio en la ayuda alemana es la educación. Alemania ha construido más de 100 escuelas en Afganistán que dan acogida a más de 100.000 niños. En este punto se ha puesto particular énfasis en dar acceso a las mujeres y niñas a la educación.

DW recomienda

  • Fecha 12.10.2004
  • Autor Eva Usi
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/5gmd
  • Fecha 12.10.2004
  • Autor Eva Usi
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/5gmd
Publicidad