Sarkozy, feliz: “La Justicia acaba de declarar mi inocencia” | Europa | DW | 07.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy, feliz: “La Justicia acaba de declarar mi inocencia”

El expresidente de Francia era investigado en el “caso Bettencourt”, donde era acusado de corrupción y recepción de donativos ilegales.

“Con el cierre de las investigaciones, la Justicia acaba de declarar mi inocencia”, escribió en tono de satisfacción Nicolas Sarkozy en su perfil de Facebook este lunes (07.10.2013), tras conocerse la decisión de los jueces, quienes desestimaron las acusaciones de abuso de debilidad del exmandatario contra la multimillonaria Liliana Bettencourt, la anciana heredera de L'Oréal, para costear su campaña presidencial de 2007.

Con esta determinación, Sarkozy ya no tendrá que responder ante la Justicia por el caso de corrupción y donativos ilegales. Los jueces instructores Jean-Michel Gentil y Valérie Noël, que el pasado 21 de marzo le imputaron el delito de abuso de debilidad de la anciana Lilianne Bettencourt, decidieron no seguir adelante con la acusación y no llevarle ante el Tribunal Correccional de Burdeos, el año próximo. Esto, debido a que las pruebas no eran lo suficientemente fuertes.

El proceso, en todo caso, sigue para otros diez acusados, entre ellos el exministro de Presupuestos Éric Woerth, quienes se enfrentarán a un juicio en el año 2014. Pero mientras que la decisión permite a Sarkozy más libertad para intervenir en la vida pública, afrontará más preguntas en el denominado "Asunto Karachi", un prolongado caso de corrupción vinculado a la venta de armas y un atentado mortal en Pakistán en 2002.

“Estamos compitiendo”

Sarkozy escribió en su Facebook que esto suponía una lección para sus opositores políticos, a quienes les recordó la importancia del principio de inocencia y que no se puede lograr el éxito a partir de calumnias. Una acusación formal en contra del exmandatario habría puesto la lápida a sus presuntas intenciones de regresar a la política, donde suena con fuerza su nombre para una eventual candidatura para las presidenciales de 2017 al frente de la centroderecha.

“Dos años y medio de investigación. Tres jueces. Decenas de agentes de policía. 22 horas de interrogatorios. Cuatro redadas en mi vivienda. Cientos de artículos que pusieron en tela de juicio mi integridad durante la campaña presidencial. Este fue el precio de la verdad”, escribió el mandatario de 58 años, que también agradeció el apoyo que recibió de su familia, amigos y correligionarios.

Además del “Asunto Karachi”, Sarkozy tiene ahora otro problema en su camino. Se trata del exprimer ministro François Fillon, quien fuera un acérrimo seguidor del exmandatario y que ahora pretende enfrentarlo en 2017. Fillon dijo que no tenía más elección que estar “en conflicto” con el ex presidente. “No puedo asumir todas las consecuencias de una candidatura presidencial y no estar en conflicto con Nicolas Sarkozy, dada su disposición. De hecho, estamos compitiendo”, aseguró Fillon.

DZC (Reuters, EFE, Europa Press)

Publicidad