Santos suspende negociaciones de paz con guerrilla del ELN | América Latina | DW | 29.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos suspende negociaciones de paz con guerrilla del ELN

El presidente de Colombia anunció la decisión luego de una serie de atentados cometidos por ese grupo, que dejaron 7 policías muertos.

Debido a que no ve coherencia entre las palabras y las acciones del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este lunes (29.01.2018) que ha tomado la decisión de suspender el diálogo de paz con esa guerrilla, cuyo quinto ciclo debía comenzar en Quito (Ecuador) el pasado 10 de enero, pero que ya había sido postergado debido a las acciones ofensivas emprendidas por el grupo insurgente.

"He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de negociaciones que estaba previsto para los próximos días hasta que no vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones", dijo el mandatario en un acto en la localidad de La Palma, en el departamento de Cundinamarca. Esto, en respuesta a las acciones terroristas perpetradas por el ELN este fin de semana en Barranquilla, donde murieron 7 policías y 47 personas resultaron heridas.

"Mi paciencia y la del pueblo colombiano tiene sus límites”, explicó Santos. "El Gobierno ha sido generoso y ha mostrado su voluntad de paz, que no puede ser vulnerada por la coyuntura política. Se trata de una voluntad fundamentada en principios y mi deber es proteger al pueblo colombiano”, apuntó el jefe de Estado, quien explicó que aplicará ahora la doctrina de "se combate el terrorismo con toda contundencia, como si no hubiera negociación de paz”.

El ELN quiere negociar

El fin de semana, tres atentados registrados en la zona norte del país pusieron en duda la viabilidad del diálogo. Tras analizar los escenarios, Santos determinó que no se puede negociar por un lado mientras por el otro se ataca. El ELN, en tanto, explicó que "seguirán ocurriendo acciones militares de lado y lado, tal como está aconteciendo actualmente” en la medida que no se acuerde un nuevo cese de las hostilidades, lo que tendría que haber ocurrido en Quito.

La guerrilla insistió en que la única forma de rebajar la intensidad del conflicto es sentándose a buscar una salida política. "Esto implica darle continuidad a la Mesa (de negociaciones), iniciar el quinto ciclo de conversaciones, desarrollar la agenda pactada, avanzar en la participación de la sociedad y buscar un nuevo cese al fuego”. Por ello, llamó a seguir dialogando para entregar al país "un mensaje positivo, de avance y esperanza”.

DZC (El Espectador, EFE, dpa)

DW recomienda