Rusia revoca autorización para intervenir en Ucrania | Europa | DW | 25.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rusia revoca autorización para intervenir en Ucrania

La decisión fue adoptada por la Cámara Alta del Parlamento y provocó reacciones positivas en Occidente, aunque Estados Unidos se muestra cauto.

El presidente Vladimir Putin lo había pedido y el parlamento le cumplió este miércoles (25.06.2014), cuando la Cámara Alta tomó nota de lo dicho por el mandatario y revocó por 153 votos a favor y apenas uno en contra la autorización que había entregado para una posible intervención militar en Ucrania el pasado 1 de marzo, justo cuando la crisis con Kiev se encontraba en su punto más álgido.

Esa vez, Putin justificó la medida asegurando que debía proteger a los ciudadanos rusos que viven en Ucrania. La doctrina militar de Moscú permite que sus fuerzas de combate intervengan en terceros países en casos específicos, como el que mencionó el mandatario en dicha oportunidad. El paso dado por Rusia busca restar tensión a la escalada violentista que se vive en el este de Ucrania, donde las fuerzas de Kiev combaten a separatistas prorrusos.

De cualquier modo, el vicepresidente del también llamado Consejo de las Federaciones, Ilias Umajanov, dejó claro que con esta decisión el Parlamento no corrige un error. “Es una señal positiva hacia nuestros socios occidentales”, afirmó. El diputado Viktor Oserov, en tanto, recordó que la revocación no es una decisión “eterna” y podría nuevamente autorizarse una intervención si es que la situación así lo requiriera, afirmó el parlamentario.

Kerry pide cautela

La medida fue saludada por varios países de la OTAN, entre ellos Suecia y España, y también por Ucrania. El propio presidente Petro Poroshenko dijo que la decisión de la Cámara Alta rusa era una importante señal para el proceso de paz que impulsa, que se ha visto opacado por las sucesivas violaciones a la tregua acordada por ambos bandos. Según un portavoz ucraniano, el alto al fuego ha sido violado 44 veces por los independentistas.

Pese a estos reveses, Poroshenko anunció el envío de un proyecto para dar más poder a las regiones, así como su intención de seguir negociando con los separatistas moderados para lograr la paz. “Sé que el diálogo con los separatistas es recibido de forma diferente por la población. Pero es necesario continuar si queremos la paz”, señaló. Como gesto de buena voluntad, el Ejército y los activistas prorrusos intercambiaron más de diez presos.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que era una buena señal la dada por el Parlamento ruso, pero recordó que puede ser revertida con rapidez. “Ha sido un gran paso, pero podría ser revertido en diez minutos y todo el mundo sabe eso”, dijo Kerry al finalizar una reunión de la OTAN, donde la alianza pidió a Moscú que dé más pasos en apoyo de la paz y la estabilidad ucraniana. Kerry, por ejemplo, dijo que sería una gran señal que Rusia pidiera “públicamente” a los separatistas que depusieran las armas.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda