Rusia refuta acusaciones de ciberataques | Europa | DW | 08.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rusia refuta acusaciones de ciberataques

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó las sospechas como “tonterías” y aseguró que Moscú también es víctima de los piratas informáticos.

Rusia negó la noche de este viernes (07.10.2016) las acusaciones lanzadas por Estados Unidos, que aseguran que Moscú se encuentra tras una serie de ataques informáticos que tendrían como objetivo interferir en las campañas para las elecciones presidenciales de noviembre. Por medio del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, el Gobierno de Vladimir Putin calificó las denuncias estadounidenses como meras "tonterías”.

"Esto es, otra vez, puras tonterías”, dijo Peskov a la agencia de noticias Interfax. "Todos los días, el sitio web de (el presidente Vladimir) Putin es víctima de ataques de decenas de miles de hackers. Muchos de ellos tienen su origen en Estados Unidos, pero nosotros no culpamos a la Casa Blanca o a Langley”, dijo, en referencia a la sede del servicio de inteligencia exterior estadounidense, la CIA.

Por su parte, el expresidente del Parlamento ruso, Alexei Pushkov, acusó a Washington de tener un doble rasero, en referencia al masivo programa de espionaje de su Agencia de Seguridad Nacional (NSA). "Rusia es acusada de ataques de hackers por todos los servicios estadounidenses que juraron que la NSA no espiaba ni a ciudadanos estadounidenses ni a líderes extranjeros”, dijo citado por la agencia Tass.

"Histeria antirrusa”

A través de un comunicado, el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, también se sumó a la polémica, señalando que "no existe ninguna prueba que apoye unas acusaciones tan graves”. El diplomático enmarcó las nuevas acusaciones en la campaña electoral estadounidense y las relacionó con "una histeria antirrusa sin precedentes”. "Llegaron a decir que dicha tecnología ya había sido utilizada por Moscú en Europa y Eurasia para influir en la opinión publica”, destacó.

Las reacciones de Moscú llegaron después de que el viernes el Gobierno estadounidense acusara directamente, y por primera vez, a Rusia de intentar "interferir con el proceso de elecciones de Estados Unidos” mediante ataques que contaron con la bendición del Kremlin contra sistemas informáticos de organizaciones e instituciones políticas, entre ellas cuentas de correo del Partido Demócrata. Anteriormente, analistas habían expresado sus sospechas de que Rusia estaba detrás de estos ataques.

DZC (dpa, AFP)

DW recomienda

Publicidad