Rusia pone en servicio al primer misil hipersónico intercontinental | Europa | DW | 27.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Rusia pone en servicio al primer misil hipersónico intercontinental

El arma es “prácticamente invencible”, según Vladimir Putin. Dadas sus características, es capaz de atravesar todos los escudos antimisiles existentes, según Moscú.

El Gobierno de Rusia anunció este viernes (27.12.2019) la "entrada en servicio” de sus primeros misiles hipersónicos Avangard, un arma de última generación "prácticamente invencible” y sin parangón, según el presidente Vladimir Putin, capaces de dar en el blanco casi siempre y de atravesar cualquier escudo antimisiles existente, como el sistema desplegado por Estados Unidos en Europa.

"Felicito a todos por este gran acontecimiento para el país y para las Fuerzas Armadas”, dijo Serguei Shoigu, ministro de Defensa, en un comunicado. Shoigu informó a Putin sobre el despliegue, a las 10.00 hora de Moscú (07.00 GMT), del primer regimiento de misiles Avangard. En diciembre de 2018, el Ejército había indicado que ese despliegue tendría lugar en Oremburgo, en los Urales.

El Avangard está compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas capaces de maniobrar en los planos vertical y horizontal, y cambiar de rumbo antes de alcanzar su objetivo, lo que le convierte en prácticamente invulnerable. Putin presentó este arma en marzo de 2018 durante su discurso sobre el estado de la nación, en lo que muchos interpretaron como el inicio de una nueva carrera armamentista.

Putin durante la prueba del Avangard, en diciembre de 2018.

Putin durante la prueba del Avangard, en diciembre de 2018.

Vienen más misiles

Putin anunció ese mes la nueva generación de misiles rusos. El primero de ellos en entrar en servicio es precisamente el Avangard, que vuela según Moscú a una velocidad de Mach 20 y es capaz de llegar a Mach 27, es decir 27 veces la velocidad del sonido, más de 33.000 kilómetros por hora. El mandatario llegó a comparar estos misiles con "la creación del primer satélite artificial de la Tierra", una referencia al Sputnik lanzado en 1957, que simbolizó el progreso tecnológico de la Unión Soviética respecto a Estados Unidos, en plena Guerra Fría.

"Es un sistema de misiles intercontinental, no balístico. Es el arma absoluta”, celebró Putin en junio de 2018. "No creo que ningún país tenga un arma así en los próximos años. Nosotros ya la tenemos”, añadió, en momentos en que las relaciones de Moscú con los países occidentales suelen ser tensas. Se espera que en 2020 las Fuerzas Armadas rusas reciban además el misil balístico Sarmat.

Éste no tendría "prácticamente límites en lo que respecta a alcance” y "sería capaz de golpear objetivos atravesando el polo Norte como el polo Sur”, dijo Putin hace unos meses.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad